Gastronomía en Marruecos: una de las mejores para el viajero

Viernes, 29 Noviembre 2013

La gastronomía marroquí es una de las que más nos han gustado de nuestros viajes. La cocina que encontramos en Marruecos es muy variada y lo mejor de todo ¡baratísima!

Estando en Marrakech, lo que más nos gustaba era cenar en los puestos callejeros de la plaza de Jemma el Fna. Todos los puestos de comida de la plaza ofrecen más o menos lo mismo y los precios son muy similares, así que lo mejor es escoger el que te caiga más en gracia o al que le podáis regatear la bebida y el té gratis de antemano. A parte de estar buenísimo todo lo que cocinan, seguro que acabaréis entablando conversación con el de al lado, nosotros conocimos así a varios viajeros.

Un consejo: cuando os sentéis en los bancos, mejor sentaros contra más hacia la barra mejor para evitar cada 30 segundos a la gente que pide dinero. La verdad es que pueden hacer que no disfrutes la comida y te entren muchas prisas por acabar.

También fuimos algunos días a restaurantes a comer y los precios siguen siendo muy asequibles. Para los que no quieran comer comida típica, los restaurantes más turísticos también ofrecen pizzas, pollo rebozado, patatas fritas etc.

Para que os hagáis una idea de la variedad de platos que os podréis encontrar, os vamos a hacer una lista y os los explicaremos brevemente. ¡Os va a entrar hambre seguro!

  • Tajines: son estofados de pollo o de cordero que se sirven en un recipiente de barro en forma de cono, también llamado Tajín. A parte de la carne, en los tajines encontramos patatas y verduras. Para nosotros, el mejor plato que comimos en Marruecos.

 

Comida tipica de Marruecos - Tajin

 

  • Cuscús: es sémola hervida que se come como acompañamiento de la carne. Originalmente, se comía en los desayunos de los viernes, aunque actualmente se puede encontrar en los restaurantes cualquier día de la semana.
  • Brochetas: son pinchos morunos asados con especias. La carne puede ser de cordero, de pollo o de camello en las ocasiones especiales. En la plaza de Marrakech comíamos brochetas asadas buenísimas.
  • Pollo: se cocina de muchas maneras: al limón, con almendras, en tajines etc. En Essaouira comimos pollo al limón en un restaurante aunque esa comida no nos sentó demasiado bien.

 

Puesto de comida callejero en Marrakech

 

Parada de especies en Marrakech

 

  • Pastillas: pasta de hojaldre rellena de carne y almendras.
  • Té de menta: es la bebida típica de Marruecos. Siempre es un buen momento para beber un té a la menta. Nosotros lo tomábamos en el desayuno y después de comer. La menta es bastante fuerte y le da un sabor fresco e intenso al té. Podéis comprar té de menta en los zocos a buen precio (siempre regateando claro).

 

 

  • Ensaladas: muy típicas por todo Marruecos. Las hacen de diferentes maneras y son el perfecto entrante antes de un Tajín. Simplemente recordaros que si sois de los que no bebéis el agua del grifo cuando viajáis por precaución (como nosotros), las ensaladas las lavan con esa agua… así que tenemos el mismo problema.  Nos hizo ver ese pequeño detalle la doctora cuando volvimos con unas diarreas de esas que duran días.
  • Olivas picantes: las olivas las sirven a base de aperitivo antes de comer y pican un montón, ¡aunque están buenísimas!
  • Especias: la comida marroquí está llena de especias que hacen que los sabores sean más intensos. Los platos contienen bastantes mezclas de ellas y aunque no somos unos expertos, os podemos decir algunas de las más utilizadas: la canela, el anís, el jengibre, el pimentón, la pimienta negra, la menta, el cilantro y las semillas de sésamo. La costumbre es comprarlas en los zocos donde las exponen en forma de pirámides. Así que si queréis traeros especias para que vuestros platos sean irresistibles, ya sabéis donde tenéis que acudir.

 

Venta de olivas en Marrakech

 

  • Pan: cada casa suele hacer el suyo aunque también se vende de forma ambulante y en panaderías. Son unas hogazas redondas de pan muy consistente que están muy buenas.
  • Zumos de naranja: nos encantaban. Hicimos un post muy cortito sobre los zumos de naranja de Marrakech, los mejores que hemos tomado nunca.
  • Pescado en las regiones de la costa: en Essaouria nos animamos con el pescado ya que al ser pueblo portuario era lo más típico. Fuimos a un restaurante de buen ver en medio de una plaza para celebrar nuestro último día en Marruecos  y la verdad que no nos sentó nada bien. A los 10 minutos de levantarnos de la mesa ya estábamos los dos corriendo al lavabo del restaurante y por la noche con vómitos. ¡Suerte que fue el último día!

 

Parada de dulces en Marruecos

 

  • Galletas y dulces a base de miel, almendras y dátiles: la gente pasa con carretillas por las plazas para vender estos dulces.
  • Mechui: cordero asado a la brasa. Se suele asar el cordero entero. Este plato no lo probamos pero debe de estar delicioso.

 

Por último, tenemos que hacer una mención especial al desayuno marroquí. En nuestro riad, que nos trataban como reyes, la dueña nos hacía los mejores desayunos caseros que puedan existir. Cada día teníamos algo diferente y todo riquísimo. Tenemos que destacar las tortitas de diferentes tipos con mermelada (¿pueden existir unas tortitas mejores que esas?), hogazas de pan, huevo duro, zumos de naranja, té de menta, galletitas de té, pepino, tortillas de perejil, frutas etc.

Como veis, disfrutamos mucho con la comida y hay platos muy variados para escoger. Una de las mejores gastronomías que hemos probado.

 

Plaza de Jem al Fna en Marrakech

Pais o ciudad: