Santa Sofía y la mezquita Azul: las dos grandes mezquitas de Estambul

Domingo, 26 Enero 2014

La gran suerte de visitar una ciudad como Estambul es que puedes entrar a todas sus mezquitas sin problemas. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que al entrar nos tendremos que descalzar y guardar las zapatillas en unas bolsas de plástico que te proporcionan y que las mujeres tendrán que taparse el pelo con un pañuelo. 

 

Jardines mezquita Azul

 

Es de agradecer que se puedan visitar las mezquitas ya que en otros países como Marruecos no se puede entrar. Por dentro, son auténticas obras de arte y constituyen uno de los grandes atractivos de Estambul

 

Mezquita Azul

 

Las dos mezquitas más espectaculares de Estambul son Santa Sofía y la mezquita Azul. Ambas se encuentran muy cerca la una de la otra, a escasos 5 minutos andando. Cabe matizar que Santa Sofía es ahora un museo por lo que hay que pagar una entrada de 25 TL (no hacen descuento para estudiantes) y no hay que descalzarse ni taparse el pelo. Por el contrario, la mezquita Azul es una mezquita que se usa para la oración y por tanto es gratuita. 

 

La mezquita Azul

 

Fue la primera que visitamos al llegar a Estambul. Es la mezquita que más nos ha gustado de toda la ciudad tanto por dentro como por fuera. Por fuera, es una mezquita con unas proporciones perfectas y su entorno (rodeada de zonas ajardinadas y del hipódromo romano) hace que sea el monumento más fotografiado de la ciudad.

 

Blue Mosque

 

Es la única mezquita con 6 minaretes de Estambul. Cuando se construyó la mezquita Azul, sólo la mezquita de la Kaaba de la Meca (el lugar de máxima peregrinación para los musulmanes) tenía 6 minaretes. Así que, tras las críticas de la construcción de 6 minaretes en la mezquita Azul, se decidió construir un séptimo minarete en la Meca. 

 

Cupulas mezquita Azul

 

Patio mezquita Azul

 

Por dentro, la mezquita nos impactó muchísimo. Nos pareció preciosa ya que la ornamentación está cuidada al detalle. Además, al ser una mezquita destinada a la oración, cuenta con ese aire religioso que le falta a Santa Sofía. En horas de oración, cierran la mezquita para los visitantes para no molestar. Nosotros fuimos justo antes de un rezo y no había demasiada gente dentro así que pudimos disfrutar mucho más del interior de la mezquita.

 

Interior mezquita Azul

 

Mezquita Azul Estambul

 

La mezquita está abierta de 9 a 19h y cuenta con un gran patio y unos jardines a su entrada. Recomendamos ir a primera hora de la mañana o a las horas justo antes o después de un rezo para no encontrar aglomeraciones.

 

 

Santa Sofía

 

Después de salir de la mezquita Azul, nos dirigimos hacia Santa Sofía. Por fuera, la mezquita no es tan espectacular como la mezquita Azul ya que su fachada tiene muchos contrafuertes y no está tan bien cuidada. No obstante, desde fuera engaña ya que parece más pequeña de lo que es en realidad. Su interior es enorme.

Santa Sofía tiene 4 minaretes y para visitarla hay que tener en cuenta que los lunes está cerrada. Su horario habitual el resto de la semana es de 9 a 19h de abril a octubre y de 9 a 17h el resto del año.

 

Santa Sofia

 

Una vez dentro, lo que más nos llamó la atención es lo alta y lo grande que es la nave principal. Tuvimos mala suerte y una de las paredes estaba en obras (¿por qué siempre nos encontramos los lugares más importantes en obras?). Santa Sofía es gigantesca y tiene dos pisos por los que se puede pasear. Para subir al piso de arriba hay una grande rampa. Recomendamos subir para ver la mezquita desde otra perspectiva.

 

Santa Sofia Estambul

 

Interior Santa Sofia

 

En uno de los laterales hay una columna donde se forman grandes colas para meter la mano alrededor de un agujero donde la leyenda dice que si giras la mano se irán tus males. Pudimos comprobar que no funciona ya que mi enorme resfriado no se fue por mucho que giré la mano… había que intentarlo, ¿no?

Santa Sofía nos gustó pero no le encontramos el encanto de la mezquita Azul. En Santa Sofía solamente hay turistas por todos los lados sin respetar el silencio que hay que respetar en una mezquita. En cambio, la mezquita Azul tiene un gran misticismo y está mucho más cuidada.

 

POST AMIGO: Descubre más en otros blogs: 
Pais o ciudad: