Visita a la Ópera de Budapest

Viernes, 21 Noviembre 2014

Este verano cumplimos uno de nuestros sueños viajeros: ir a Budapest. Ya que viajábamos hacia allí, decidimos visitar también Viena y Bratislava. Ya sabéis… empiezas a mirar en el mapa y ves que están tan cerca que sería una pena desaprovechar la oportunidad de conocerlas.

 

Fachada principal de la Opera de Budapest


Una de las grandes dudas que teníamos era si visitar la ópera de Viena o la de Budapest o ambas. La ópera de Viena tiene mucho nombre e historia pero cuando empiezas a informarte te das cuenta que la de Budapest no se queda atrás. Y ya sabéis… ya que estamos decidimos visitar las dos.


Una vez vistas las dos os podemos afirmar que la que más nos gustó fue la ópera de Budapest.

 

Palcos de la Opera de Budapest


Para visitar la ópera de Budapest tenéis dos opciones si viajáis fuera del verano. La primera es comprar tickets para ver la ópera y aprovechar y visitar las instalaciones. Podéis conseguir entradas desde 3€ de pie. Esta opción es genial ya que puedes ver la ópera que debe de ser espectacular, en uno de los lugares más importantes del planeta y encima ves las instalaciones. También podéis comprar entradas sentados si no queréis sufrir 3h de pie y tampoco son tan caras. La ópera en Viena y Budapest está subvencionada y los precios son asequibles para todo el mundo. 

 

Detalle de la cupula de la opera de Budapest


La segunda opción es hacer una visita guiada a las instalaciones de la ópera fuera del horario de actuaciones. Hay visitas cada hora pero en castellano sólo a las 15h y 16h.


En cambio, si vais en verano, la única opción que tenéis es la de la visita guiada ya que durante los meses de verano tanto la ópera de Viena como la de Budapest cierran y no hay ninguna actuación. 


Fue una gran decepción enterarnos de esto ya que teníamos mucha ilusión en poder ir a ver ópera y nos planteábamos incluso ir a los espectáculos de ambas ciudades. Pero no pasa nada, ya tenemos excusa para volver cuando por allí haga frío. 

 

Escalera principal Opera Budapest


Fuimos a la visita de las 16h y tras pagar unos 9€ nos unimos al grupo de español. La guía fue muy agradable y nos explicó todo muy bien. En la visita se pasa por todas las instalaciones de la ópera: vestíbulo principal, palcos, platea, cafetería etc. 


Además, te explican la historia de la ópera. Fue subvencionada por Francisco José y la emperatriz Sissi con la condición de que no fuese más grande que la ópera de Viena. La ópera de Budapest tiene capacidad para más de 1200 personas y desde nuestro punto de vista es mucho más bella. A Sissi le gustaba mucho ir sola a la ópera de Budapest y tenía su propio palco real. 

 

Escalera real de la Opera de Budapest

 

Vista general Palcos y Palco real de la Opera de Budapest


Al acabar la visita guiada nos dieron la opción de comprar por 2€ la entrada a un mini concierto de ópera. Una cantante nos cantó 3 canciones en lo que es la cafetería que al ser verano estaba cerrada. Cantó muy bien y la experiencia fue buena pero creíamos que cantaría en el escenario. 

 

Cantante en la Opera de Budapest

 

Detalle opera Budapest


En definitiva, creemos que la visita a la ópera de Budapest es totalmente imprescindible si se va a la ciudad. Un lugar que os encantará. Eso sí, si podéis ver una ópera en directo no dejéis pasar la oportunidad que en España la cultura se está convirtiendo en un lujo al alcance de pocos. 

 

Palcos Opera Budapest

 

 

Pais o ciudad: