La Colina de Wawel de Cracovia

Domingo, 9 Febrero 2014

Desde la Plaza del Mercado de Cracovia, se puede llegar con un bonito paseo hasta la Colina de Wawel. La Colina de Wawel es uno de los lugares de mayor reclamo turístico en Cracovia ya que tuvo un papel muy importante en la historia de la ciudad.


Podríamos definir este lugar como un recinto amurallado donde se llevaban a cabo las ceremonias religiosas y de la realeza polaca. Los edificios más importantes que forman la Colina son el Castillo Real, la Catedral de Wawel y la Guarida del Dragón.

 

Complejo de la colina de Wawel en Cracovia

 


Nosotros le dedicamos una mañana entera a hacer la visita a la Colina de Wawel, es mejor entrar a primera hora para evitar todo el gentío. Hay dos entradas para acceder al recinto. Una vez dentro, hay que buscar las taquillas para comprar las entradas. Entrar a la colina de Wawel es gratuito y a la catedral también. Hay que pagar por entrar al Castillo Real (unos 18 Zl) y a la Guarida del Dragón (3Zl).

 

Entrada a la colina de Wawel

 

Vistas entrada colina de Wawel en Cracovia

 


Lo que más nos gustó fue el patio del Castillo Real. Las estancias del castillo no son las más bonitas que hayamos visto pero estando allí, vale la pena entrar para verlas. Los techos están muy elaborados y en una de las salas el techo está hecho con cabezas humanas talladas en madera. Por dentro del castillo no se pueden hacer fotos y se enfadan mucho si lo intentas.

 

Patio del castillo real en la colina de Wawel

 


La catedral de Wawel se llama en realidad Catedral de Wenceslao y san Estanislao. Aquí se coronaban antiguamente a los reyes de Polonia. También se encuentran las tumbas de los monarcas polacos desde el s.XVII. Tampoco pudimos hacer fotos del interior, aunque recomendamos la visita por ser un lugar de gran importancia histórica.

 

Catedral de Wawel en Cracovia

 


Ya por último, accedimos desde dentro de la Colina a la guarida del Dragón. Son unas cuevas que se recorren en 5 o 10 minutos y a la salida se sale ya a fuera de la colina de Wawel. Durante la visita, se desciende 21 metros aproximadamente. Cuenta la leyenda que había un dragón que se comía a los ciudadanos de Cracovia. Nadie sabía qué hacer para matarlo hasta que un día un zapatero decidió matar un cordero, vaciarlo y llenarlo de azufre. Cuando el dragón lo comió, le entró una sed terrible que le hizo beberse todo el río Vístula hasta que explotó.

 

Interior de las cuevas debajo de la colina de Wawel

 

Dragon en Cracovia

 

Cuando se sale de la cueva, hay un dragón que cada 5 minutos saca fuego por la boca en honor a esta leyenda. Es la parte más divertida de la visita y seguro que si se viaja con niños les encantará entrar a las cuevas y ver al final el dragón.

 

 

Pais o ciudad: