Las cuevas del Drach en Mallorca: unas cuevas preciosas para una logística nefasta

Domingo, 3 Mayo 2015

La mayor atracción turística de Mallorca, después de Palma de Mallorca, son las cuevas del Drach. A pesar de estar situadas en la otra punta de la isla respecto a Palma, en coche tan sólo tardaréis  1h 15min en llegar.

 

Agua subterranea en las cuevas del Drach
 


Nosotros compramos las entradas en la web oficial de las cuevas del Drach para ahorrarnos las colas. La visita dura aproximadamente 1 hora y cada hora salen grupos para visitar las cuevas. Sólo se puede entrar en las cuevas con grupos guiados.

 

Agua cristalina en las cuevas del Drach
 

Estalactitas en las cuevas del Drach
 


Desde aquí queremos hacer una dura crítica a la logística de los grupos guiados a las cuevas del Drach. No exageramos si os decimos que éramos más de 300 personas en la hora que nosotros hicimos el tour guiado. Nos pareció completamente impersonal y obviamente si estabas a mitad del grupo no escuchabas nada pues no te dan ni auriculares. Bajo nuestro punto de vista, tendrían que hacer grupos más reducidos porque es imposible aprovechar la entrada en esas condiciones. Además, los grupos guiados no están divididos por idiomas, por lo que el guía repite cada párrafo que dice en 5 idiomas y mientras no lo dice en tu idioma, has de esperar a que acabe.

 

Cuevas del Drach en Mallorca
 

Reflejos en las cuevas del Drach
 

Impresionantes cuevas del Drach
 


No obstante, no nos arrepentimos de haber ido. Aunque la organización y la logística nos parecieron nefastas, las cuevas del Drach son una maravilla. Hasta el momento, son las cuevas de estalactitas y estalagmitas más grandes que hemos visto. 


Las estalactitas son las formaciones que cuelgan del techo y las estalagmitas las que nacen del suelo. En las cuevas del Drach vemos millones de formas diferentes creadas por estas formaciones. Las fotografías están permitidas siempre y cuando no se use el flash aunque mucha gente las hacía con flash. Y aunque las fotografías en estas condiciones de tan poca luz y con un grupo corriendo a toda prisa sean difíciles, es de agradecer que se puedan hacer.

 

Que no se nos caigan encima...
 

Estalactitas y estalagmitas se encuentran formando columnas
 


Al final del tour llegamos a una sala de una cueva enorme con bancos. Allí nos hicieron sentar a todos para ver el concierto de música clásica. Pensábamos que éramos de los últimos del grupo… ¡pero resulta que éramos de los primeros! El concierto no comienza hasta que todo el mundo está sentado y la persona que barre el grupo por detrás dice que no falta nadie. Tuvimos que esperar 20 minutos a que todo el mundo estuviese sentado. Ya os podéis imaginar… el tour lo hace todo el mundo: personas con muletas, personas mayores, niños de 2 años… cada uno lleva su ritmo. Así que nuestra recomendación es que os toméis la visita guiada con calma a vuestro aire a pesar que el guía que vaya delante vaya deprisa porque no vais a escuchar nada a no ser que seáis de los 20 primeros (y si lo sois no tendréis tiempo de hacer ninguna foto) y total después tendréis que esperar a los últimos en los bancos… 

 

pinchos, pinchos...
 

Cuevas del Drach en Mallorca
 


El concierto, por eso, estuvo muy bien. Cuando todo el mundo se sentó en los bancos, empezaron a llegar los músicos en barcas por el lago a medida que iban tocando los diferentes instrumentos. La cueva es una caja de resonancia perfecta y la música suena estupendamente. El momento es mágico, pues todo está a oscuras y solo se iluminan las barcas con los músicos. Después de un par de canciones, las barcas se alejan y dan la posibilidad de hacer un pequeño recorrido de 2 minutos en barca a los asistentes. Nosotros lo hicimos y está bien pero son eso… 2 minutos.

 

Lugar por el que pasan los musicos
 

Parte del grupo...
 


Si buscáis en nuestro blog, seguro que os cuesta encontrar una crítica tan dura a algo que hayamos visitado. Pero queremos ser sinceros… Nos pareció una tomadura de pelo cómo lo tienen organizado. Daba la sensación que solo iban a recaudar dinero y no a hacer una visita enriquecedora de la que podamos aprender.

 

Cuevas del Drach

 

Columnas en las cuevas del Drach
 


Por último, sólo apuntar que para los que necesitéis comer allí, hay un bar donde hacen bocadillos y platos combinados. El parking es gratuito y hay de sobras por lo que no os tenéis que preocupar por esto.

 

Henar en el exterior de las cuevas del Drach
 


Como conclusión, recomendaríamos las cuevas si nunca habéis estado en unas cuevas parecidas de estalactitas y estalagmitas de esta magnitud. Pero si vais, tendréis que ser pacientes con el enorme grupo.