Visita a la Gran Sinagoga de Budapest

Martes, 4 Agosto 2015

Uno de los lugares que más nos gustaron de Budapest fue la Gran Sinagoga de la ciudad.La Gran Sinagoga de Budapest es la segunda sinagoga más grande del Mundo después de la de Nueva York. Cuenta con aforo para más de 3.000 personas.

 

Fachada de la Gran Sinagoga de Budapest
 


Detrás de la Gran Sinagoga de Budapest hay una dura historia: el Holocausto. La comunidad judía de Budapest era de las más grandes de Europa y también fue de las más castigadas. Muchos judíos fueron deportados y exterminados en Auswitch. Los que se quedaron en Budapest, fueron recluidos en el gueto judío que se hizo alrededor de la Gran Sinagoga de Budapest. 

 

Entrada a la Gran Sinagoga de Budapest
 

Torreones Gran Sinagoga Budapest
 


La Gran Sinagoga de Budapest tuvo un papel importante en la historia de la ciudad. Es por ello que cuenta con una serie de rarezas que no se pueden ver en otras sinagogas del Mundo. Una de ellas es que cuenta con un cementerio anexo a la sinagoga, cosa inusual ya que en principio no se pueden construir cementerios al lado de los templos de culto judíos. El motivo de este cementerio está justificado y es que el invierno de 1944 fue tan frío que murieron allí mismo 2.000 personas que estaban en el gueto. Como no podían sacarlos de allí, no hubo más remedio que improvisar un cementerio al lado de la Gran Sinagoga de Budapest. 

 

Cementerio de la Gran Sinagoga de Budapest
 


Otra rareza de la Gran Sinagoga de Budapest es que cuenta con un órgano. Cosa también poco común en las sinagogas de la época. Nos explicaron que construyeron un órgano para acercarse más a la comunidad no judía de Budapest y poder hacer conciertos dentro de la Sinagoga. Obviamente esto provocó mucha controversia y hay quien todavía hoy en día no ve con buenos ojos el órgano.

 

Altar gran sinagoga Budapest
 

Luz sobre el altar en la Gran Sinagoga
 


Para visitar la Gran Sinagoga hay que pagar entrada. Recomendamos hacer coincidir la visita con las visitas guiadas ya que son muy informativas y útiles. Nosotros esperamos a la visita en español y valió la pena. Otra opción que tienes es reservar una visita guiada en español por Budapest que incluye la visita al Parlamento, visita al barrio judío, la colina de Buda y el centro de Budapest. La empresa es española y completamente de fiar:

 

 

Interior de la Gran Sinagoga en Budapest
 

Pasillo central Gran Sinagoga Budapest
 


Otra de las cosas de las que presume la Gran Sinagoga de Budapest es de tener una de las Torá (libro sagrado para el judaísmo) más grandes del Mundo.

 

Aitor en la Gran Sinagoga
 

Arcadas Gran Sinagoga Budapest
 


En el patio de detrás, se acaba la visita en el árbol de la vida, que fue una donación para recordar a las víctimas del Holocausto. Este árbol imita a un sauce que llora y está formado por hojas y ramas de plata. Cada hoja está grabada con el nombre de una de las víctimas. Hay algunas hojas todavía sin grabar para quien quiera grabar el nombre de algún ser querido pague por ello.

 

Sauce lloron en la Gran Sinagoga de Budapest
 

Detalle Sauce Gran Sinagoga Budapest
 


Pero no todo fue malo en esta historia del barrio judío de Budapest. También hubo gente que ayudó a la gente del gueto. Algunos buenos ejemplos son: el vice cónsul suizo Carl Lutz que consiguió emitir 8000 permisos para que los judíos pudieran emigrar a Palestina. Ángel Sanz Briz que proporcionó documentos españoles a judíos sefarditas. Les dió protección bajo el edificio de la embajada... Posteriormente un italiano llamado Georgio Perlasca continuó su labor cuando Sanz Briz fue requerido en España. Georgio se hizo pasar por el cónsul en funciones español y entregó pasaportes españoles a más de 5.000 judíos para salir del gueto haciéndolos pasar por sefardíes. Gracias a esta buena gente, muchos pudieron salvar su vida.


Sin duda, la Gran Sinagoga de Budapest es una visita muy recomendable y cargada de historia.

 

 

Pais o ciudad: