Trekking por las gargantas del Todra hasta llegar a un campamento nómada

Lunes, 21 Diciembre 2015

Salimos de Merzouga con nuestro coche de alquiler con destino las gargantas del Todra. Aquel día habíamos recorrido 2 horas en camello desde el campamento del desierto hasta donde teníamos aparcado el coche. Estábamos cansados pero por suerte habíamos dormido como dos angelitos en el desierto. El objetivo del día era llegar a las gargantas del Todra y hacer un trekking de unas 4 horas por las gargantas. Ya habíamos decidido que dormiríamos en Todra. Si tú también quieres alquilar un coche para recorrer Marruecos, solo por ser lector de Cómete el Mundo tienes hasta un 15% de descuento directo en alquiler con RentalCars usando este link:

 

 

Dormir en las gargantas del Todra

 

Llegamos a las gargantas del Todra sobre las 13h. Habíamos reservado habitación en el albergue Etoile des Gorges. Por favor, no vayas allí. Sabemos que por 20€ que nos costó con desayuno no podíamos pedir mucho… pero no es aceptable que las sábanas estén rajadas, que la limpieza brille por su ausencia y que no tengamos electricidad. Según el dueño no hay electricidad hasta las 19h en todas las gargantas del Todra, pero esto no es así porque unos españoles que conocimos en el camino nos dijeron que ellos sí tenían electricidad en su alojamiento. La comida es cara por la relación calidad precio así que creemos que hay muchas mejores opciones por la zona. Puedes buscar el hotel en las gargantas del Todra que más te convenga usando el descuento que tenemos con Booking para lectores del blog:

 

 

Trekking por las gargantas del Todra

 

Tras comer en el albergue, nos dirigimos caminando hacia la entrada de las gargantas del Todra. Son tan grandes que  no podíamos dejar de mirar hacia arriba. La entrada de las gargantas del Todra estaba llena de gente fotografiando aquella maravilla de la naturaleza. Quien tiene poco tiempo, se dedica solo a pasear por el desfiladero que sigue el curso del río. Nosotros queríamos llevarnos una experiencia más profunda del lugar y teníamos metido entre ceja y ceja hacer un trekking del que habíamos oído hablar. En el albergue se nos ofrecieron para hacernos de guías por las montañas, pero nosotros queríamos probar de hacerlo por nuestra cuenta.

 

Carretera por las gargantas del Todra
 

Estrecha garganta del Todra
 

Gargantas del Todra
 


Gracias a la aplicación Maps.me que usamos en todos nuestros viajes, y que SIEMPRE está bien documentada, pudimos realizar el trekking sin problemas. Si todavía no usas Maps.me te la tienes que descargar en tu móvil. Es gratuita y fiable 100%. Es como un Google Maps pero que funciona sin conexión a Internet. La ruta que queríamos hacer es circular y sale dibujada en la aplicación.


El trekking empieza en unas escaleras que te encuentras a mano izquierda después de pasar por el desfiladero de la típica imagen de las gargantas del Todra. ¡No hay pérdida porque no hay otras escaleras!


Una vez coges las escaleras, el camino está bien indicado con flechas en las piedras, con un único sendero. La primera etapa es todo subida y aproximadamente serán unas 2 horas. Es la parte más dura. Eran las 4 de la tarde cuando estábamos por allí y el Sol picaba fuerte. No sabíamos que iba a ser tanta subida y con el calor se hizo pesado. Eso sí, una vez estás arriba, vale mucho la pena y alucinarás con las vistas sobre el valle. 

 

Empezando la subida

 

Vistas desde lo alto de la ruta
 

Llegando a la cima del Atlas

Paisaje rocoso en Marruecos
 


Con Maps.me íbamos comprobando que no nos alejábamos del circuito. Sabes que has dejado de ascender cuando llegas a una explanada con varios caminos. Por la derecha parece que sube un poco más, pero nosotros tiramos hacia la izquierda, por donde nos indicaba la aplicación. Tras coger el camino de la izquierda y caminar ya sobre llano, se ofrecen dos posibilidades. Una es la de ir bajando por un camino de piedras y la otra es subir un poco más. El camino bueno es el de subir ya que el de bajada está lleno de piedras grandes por el que se hace muy lento y difícil bajar. En cambio, si subes, es un camino bien marcado por el que es fácil caminar. 

 

Paisaje desertico del Atlas
 


Decidimos subir por el camino tras haber intentado el camino de piedras sin mucho éxito y que un hombre nos dijera que cogiéramos el de subida que era más fácil. En 5 minutos llegamos arriba y allí había un campamento nómada que básicamente eran 2 haimas con una cueva. Allí nos encontramos a 2 francesas que habían dormido en la cueva rollo troglodita. Por lo que les entendimos, habían acordado dormir con algún guía en el poblado nómada y ellas pensaban que sería dentro de las tiendas pero al llegar allí, las familias de las haimas les habían dicho que ellas dormirían en la cueva.

 

Campamento nomada Marruecos
 

Vistas desde el campamento nomada
 


Los 3 hombres que había fuera de las tiendas nos pidieron tabaco, pero no les dimos porque no fumamos. No nos pidieron nada más. Durante el trekking por las gargantas del Todra, nos encontramos a diferentes lugareños que subían a su poblado en burro o que estaban paseando el ganado. Una mujer fue bastante pesada pidiéndonos dinero, que no le dimos.


Desde el poblado nómada empieza ya la bajada hasta las gargantas del Todra otra vez. Una vez se llega a las tiendas de los nómadas, hay que subir un poquito por un camino y desde allí tendrás unas vistas preciosas a todo el valle. Desde esa vista panorámica, te asomas para buscar el camino hacia el pueblo y lo sigues hasta llegar a él. Con Maps.me, y el GPS activado, puedes ir mirando que no te desvías del camino que marca la aplicación.

 

Vistas del Atlas en Marruecos
 


La bajada se nos hizo mucho más llevadera. Empezaba el atardecer y el Sol ya no picaba. Pero no nos queríamos entretener para que no se nos hiciera de noche. Desde el poblado nómada hasta bajar a las gargantas del Todra, el paisaje es increíble y es entonces cuando te sientes afortunado de estar allí… tú y la naturaleza… en unas montañas que distan mucho de la típica imagen que uno tiene de Marruecos. 

 

Atlas de Marruecos
 


El camino acaba cuando llegas a un poste de electricidad enorme con la Kasbah del pueblo al lado. Hay que entrar a la Kasbah del pueblo (preguntar a alguien cómo salir de allí para cruzar el río y volver a la zona de hoteles). Nosotros no encontrábamos cómo salir de la Kasbah de adobe pero unas señoras nos lo indicaron muy amablemente. Tras cruzar el río, y pasar el último trozo de pueblo, se llega a la carretera de los hoteles.

 

Vistas a las gargantas
 

Final de la ruta
 


Este trekking por las gargantas del Todra es uno de los mejores recuerdos que nos llevamos de Marruecos. Una ruta muy interesante que nos permitió adentrarnos en las montañas del Todra y ver el día a día de la gente que vive allí. Tardamos unas 4 horas y media en realizar la ruta circular pero si vas con más tiempo para hacer más paradas, lo disfrutarás mucho más.


Nosotros pudimos hacerlo sin guía gracias a la aplicación de móvil que ya habíamos usado en Islandia y nos había ido muy bien. La subida no tiene pérdida porque es un único sendero con flechas. Una vez llegas al campamento, hay que buscar un poco el camino que después está indicado con montículos de piedra que hace la gente. Si tienes ganas de aventura, te puedes animar a hacerlo por tu cuenta como nosotros!

 

Como muchos de vosotros nos habéis escrito para decirnos que no os atravéis a alquilar un coche, os dejamos aquí los mejores tours en español por Marruecos para que podáis conocer el Atlas, el desierto y las gargantas del Todra con un guía.

 

Pais o ciudad: