Excursión a Burano, Murano y Torcello desde Venecia

Domingo, 18 Diciembre 2016

El segundo día de nuestro viaje a Venecia decidimos visitar las islas de Burano, Murano y Torcello. Nos lo tomamos como una excursión de un día desde Venecia aunque al final resultó ser de medio día ya que madrugamos mucho para llegar pronto a las islas y así verlas sin demasiados turistas.


Como teníamos el abono de 72h con el vaporetto, no nos planteamos realizar la excursión con ningún tour. La excursión la hicimos por libre y así pudimos ir a nuestro propio ritmo, parando en aquello que más nos llamaba la atención. También tenéis la opción de contratar una excursión en lancha veneciana que os llevará por las tres islas con un guía que os irá guiando por las diferentes islas y también os enseñaran una fábrica de cristal de Murano: 

 


A las 8h de la mañana nos dirigimos hacia la calle Fondamente Nove, donde están los embarcaderos para ir a las islas de Burano, Murano y Torcello. Nosotros que estábamos alojados cerca de Plaza San Marco, tardamos una media hora en llegar. Si tienes claro que quieres hacer la excursión a las islas, el comparador de Hundredrooms te puede ayudar a buscar alojamiento cerca de Fondamente Nove.

 

Burano


Cogimos el vaporetto 12 que primero paró en Murano (no bajamos casi nadie) y tras algunas paradas intermedias, llegamos a Burano. Eran sobre las 9h de la mañana y no había nadie en Burano excepto los pocos turistas que habíamos viajado en el vaporetto. 

 

Canales con casas de colores en Burano
 

Casas de colores en Burano - Italia
 


Hacía mucho frío y aire. La combinación de Noviembre + primera hora de la mañana + frío hizo que pudiésemos ver la isla solos. Al llegar era hora de Acqua Alta y las calles de Burano cercanas al canal estaban inundadas. El agua había subido mucho y hacía imposible que la gente pudiese salir sin que entrase agua a sus casas. Vimos como un señor salió con las botas de agua para medir con un palo el Acqua Alta. Sabemos que solo dura unas horas pero para la gente de las casas, son horas en las que su rutina se ve alterada. 

 

Acqua alta en Burano
 

Comete el Mundo en Burano
 


Burano es una isla pintoresca, con casitas de colores y bien conservada. Es pequeñita por lo que dos horas serán más que suficientes para verla. Dicen que las casas están pintadas de colores para que los pescadores las vean bien en días de niebla. En Burano son típicos los encajes de bolillos. Al ser domingo y temprano, muy pocas tiendas estaban abiertas. No obstante, no íbamos con intención de comprar ningún encaje. 

 

Henar frente a las coloridas casas de pescadores de Burano
 

Burano y sus preciosos colores
 


Nos alejamos un poco de las calles principales para llegar a su iglesia y ver su campanario desde lejos, inclinado de tal forma que parecía imposible que se mantuviese en pie.

 

Campanatio torcido de Burano
 

Hombre paseando por Burano
 

Patio de colores en Burano
 

 

Torcello


Tras acabar de ver Burano, nos fuimos a la parada de vaporetto para ir a Torcello. El trayecto duró menos de 5 minutos. Torcello es la isla más pequeña de las tres pero también la más diferente. No hicimos nada especial en Torcello pero nos gustó pasar un rato allí. Al bajar del vaporetto, el único camino posible te lleva por el lado de un canal hasta llegar a las dos iglesias de la isla: la iglesia de Santa Fosca y la de Santa María de Assunta. 

 

Canal de Torcello
 


Torcello es una isla salvaje, con matorrales y malas hierbas. No está bien cuidada y es impracticable (a excepción del camino turístico que lleva a las iglesias). Entramos a la iglesia de Santa Fosca, de estilo bizantino veneciano. Una iglesia pequeña pero muy bonita y con unas proporciones muy armónicas. A Santa María de Assunta no entramos. Teníamos que pagar unos 5€ + 3€ por el campanario y justo delante de nosotros había entrado un grupo de más de 100 turistas. Preguntamos cuánto tardarían en hacer la visita y nos dijeron que 45min por lo que no nos apetecía ni esperar ni entrar con tanta gente. Los mosaicos de la iglesia dicen que son bonitos de estilo bizantino. Al haber visto ya muchos mosaicos bizantinos en Estambul y en otros lugares del Mundo, decidimos no ver estos.

 

Iglesias de Torcello
 

Campanario altisimo de Santa Maria de Assunta en Torcello
 

Interior de Santa Fosca en Torcello
 

Santa Maria de Assunta en Torcello
 

 

Murano


Tras esta breve parada en Torcello, volvemos al embarcadero. El vaporetto 12 nos podía llevar directamente a Murano pero pasa solo 3-4 veces al día, así que la vía rápida fue coger un vaporetto a Burano (5 minutos) y desde Burano coger otro vaporetto hasta Murano.
Era ya casi la hora de comer y al llegar a Murano empezamos a mirar restaurantes. Los precios nos parecían caros así que decidimos entrar al supermercado a por una bolsa de patatas para picar y esperar a llegar a Venecia para comer. Murano es bastante más grande que Burano y Torcello. Dicen que la más fea, quizá sea cierto pero en ningún momento la describiríamos como fea. Le dedicamos aproximadamente una hora porque teníamos ganas de ir a comer y estábamos ya cansados. De Murano son típicos los talleres de vidrio soplado. Al ser domingo, los talleres estaban cerrados y no los visitamos. Tampoco nos dio mucha pena porque en otros lugares ya hemos visto la técnica. 


Lo que más nos gustó de Murano fue la iglesia de Santa María y San Donato. No la esperábamos tan grande ni tan bonita por dentro. Fue una visita que nos sorprendió mucho. 

 

Iglesia de Santa Maria y San Donato en Murano
 

Canales de Murano
 


Tras dar por finalizada la visita a Murano, volvimos al embarcadero para volver en vaporetto a Venecia. Habíamos visitado las tres islas más famosas de Venecia sin prisas, a nuestro ritmo. Es una excursión muy recomendable para complementar la espectacular Venecia. Eso sí, solo la recomendamos si estáis tres días o más en Venecia ya que Venecia es excepcional y tiene rincones, canales y plazas que solo se pueden descubrir pateando mucho durante días.

 

Disfrutando de un paseo por Burano