Qué ver en Yangon en 24h

Domingo, 14 Febrero 2016

Llegamos a Yangon de noche y tremendamente cansados de las horas de vuelo que llevábamos encima. Fueron 4 vuelos ni más ni menos desde Barcelona… si quieres las cosas baratas has de pagar un precio por ellas…


Del aeropuerto a nuestro hotel fueron 8.000 Kyats en taxi. Lo podríamos haber conseguido por 7.000 Kyats pero estábamos tan cansados que no quisimos discutir. Eso sí, no hagáis caso cuando os digan que 10$ por persona (1€ = 1400 Kyats ≈ 1$). Siempre te la intentan colar…


El día siguiente lo teníamos entero para ver Yangon. Creemos que un día es suficiente para ver los principales templos de la ciudad. Eso sí, cogíamos taxis para movernos porque las distancias son muy largas, los taxis baratos (unos 1.000-2.000 kyats/trayecto) y hacía muchísima calor.


A continuación, os mostramos en forma de lista (y sin que el orden importe) los principales sitios turísticos de la ciudad. 


 

  • Ngahtatgyi Paya: en esta pagoda podrás ver uno de los budas sentados más bonitos y más grandes de todo el país. La entrada es gratuita y no es un sitio demasiado frecuentado por turistas. Realmente nos impactó mucho la armonía de las dimensiones del buda. 

 

Buda en Ngahtatgyi Paya
 

 

  • Chaukhtatgyi Paya: si en la anterior pagoda podías ver uno de los budas sentados más grandes y bonitos del país, en esta pagoda podrás ver uno de los budas reclinados más impresionantes de Myanmar.  Mide nada más y nada menos que 66m de largo. Solo su cara mide 7m y su nariz casi 3m. ¡Un buda exageradamente grande con unos pies preciosos! La entrada es gratuita así que no te lo puedes perder.

 

Buda reclinado en Chaukhtatgyi Paya
 

 

  • Lago Kandawgyi y Karaweik palace: este es un sitio tranquilo para desconectar de la caótica ciudad y de sus continuos claxons. En el lago hay un bonito palacio que creemos que es un restaurante. Nosotros dimos una vuelta por el parque. Creemos que había que pagar porque la gente iba con unas pegatinas pero nosotros no pagamos y no nos dijeron nada.

 

Palacio Karaweik
 

 

  • Maha Wizaya Paya: lo que nos impresionó de esta pagado fue su interior. No vimos otra igual en todo el país. Su interior recrea un bosque con un cielo oscuro y animales y objetos con simbología dentro de la cultura budista. La entrada es gratuita y está muy cerca de la Shwedagon Pagoda. ¡No os perdáis esta original pagoda!

 

Monja entrando en la Maha Wizaya Paya
 

Exterior de la Maha Wizaya Paya
 

Interior de la Maha Wizaya Paya
 

 

  • Shwedagon Pagoda: esta pagoda se merece un post aparte. La pagoda más impresionante del todo el país, también la más grande. Necesitaréis mínimo 2 horas para darle la vuelta y ver todos sus rincones. Dicen que data del 588 a.C lo que la convierte en la más antigua de Myanmar y quizá de todo el Mundo. La magia de esta pagoda no es solo su arquitectura sino toda la vida que se desarrolla dentro de ella. A sus alrededores encontraréis muchos altares, budas, lugares de rezo… pero la gente también va allí a relacionarse, comer, jugar a futbol, dormir… no tiene desperdicio. La entrada nos costó 8.000 kyats [diciembre 2015]. Recomendamos ir al atardecer y ver la pagoda de noche porque el oro brilla en la oscuridad y el lugar se vuelve mágico.

 

Escalinata hacia la Shwedagon Pagoda
 

Atardeciendo en la Shwedagon Pagoda
 

Monjas en la Shwedagon Pagoda
 

Comete el Mundo en la Shwedagon Pagoda
 

 

  • Mercado Bogyoke: es el mercado más famoso de Yangon aunque para nosotros es un lugar prescindible. Al largo del viaje encontraréis muchos mercados así que si pasáis por allí no está mal entrar pero tampoco es un imprescindible.

 

Mercado Bogyoke en Yangon
 

 

  • Holy Trinity Cathedral: la catedral católica sorprende entre tanto templo budista. Por fuera es bonita de ver aunque por dentro no impresione tanto. Está bien acercarse para notar el contraste con su alrededor.

 

Holy Trinity Cathedral
 

 

  • Sule Pagoda: es una de las pagodas principales de Myanmar. La entrada cuesta 3$. Se puede pagar en Kyats aunque al cambio nos salió algo peor. Según dicen se construyo mientras el propio Buda vivía y él mismo donó un pelo a la pagoda. Está situada en medio de la downtown, con mucho ajetreo y donde ningún “restaurante” parecía mínimamente higiénico hasta que por fin encontramos un restaurante tailandés que nos convenció.

 

Sule Pagoda
 

 

  • Catedral de Santa María: solo la vimos por fuera porque estaba cerrada. Si pasáis por allí le podéis echar un vistazo, sino la Holy Trinity parece más bonita.

 

Catedral de Santa Maria en Yangon
 

 

  • Secretariat/Ministerio: también lo vimos solo por dentro. Está cerrado al público. No es imprescindible pero da una idea de la ciudad colonial que fue en su día Yangon.

 

Secretariat en Yangon
 

 

  • Botataung pagoda: una curiosa pagoda donde se puede entrar a su estupa, toda de oro y donde la gente va dejando billetes a modo de ofrenda. Aquí un monje nos estuvo explicando cómo limpiar nuestra alma. Nos buscó en un libro qué día del año nacimos: Henar en jueves y por tanto soy una rata y Aitor en lunes y es un tigre. Tienes que buscar en la pagoda tu animal y coger una taza y echarle 3 veces agua al buda y 5 veces agua a tu animal. Una vez lo hicimos el hombre ya se quedó más tranquilo. Vale la pena acercarse a verla. La entrada cuesta 3$ y en Kyats algo más al cambio pero nosotros solo llevábamos euros y Kyats.

 

Botataung pagoda
 

Aitor poniendo agua a su buda en la Botataung Pagoda
 

 

Recomendación: Yangon es una ciudad muy ruidosa y caótica. Si queréis descansar mínimamente os recomendamos buscar hoteles a las afueras de la ciudad y desplazaros por unos 2€/trayecto hasta el centro. Después tendréis que cruzar los dedos para que el hotel no tenga una bomba de agua al lado de vuestra habitación que moleste más que los coches o mil historias que te encuentras en los hoteles de Myanmar que no entenderemos jamás. Pero eso ya es suerte…

 

Henar haciendose fotos con los ninos
 

 

Pais o ciudad: