All we need is Jamaica

Lunes, 12 Junio 2017

Escribimos este post como candidatura al concurso “gana un viaje a Jamaica” presentado en el TBMTenerife.
 
 

11/6/2017. Consulta de la doctora Pons. Barcelona.


Era la tercera vez en dos meses que acudíamos a la doctora preocupados. Después de una temporada de mucho ajetreo y de vivir al ritmo frenético de la ciudad, la sensación de no dar abasto se había apoderado de nosotros. La doctora Pons tiene una paciencia infinita pero esta vez nos mira resignada.

“Otra vez estos” – Está pensado.


Las anteriores veces, nos habíamos ido de allí sin ningún medicamento. Más que una doctora de familia, parecía nuestra psicóloga. 


— Vamos a volver para pedirle unas vitaminas – le dije a Aitor.


Aitor no cree demasiado en que la doctora Pons nos vaya a resolver nada. Pero está claro quién manda en casa. 


 
Doctora Pons


 
La doctora nos escucha sin decir una palabra. Tras volver a explicarle nuestro estilo de vida una vez más y asegurarle que necesitamos unas vitaminas, nos lanza una mirada seria y empieza a escribir una receta. ¡Sí, por fin! Tres visitas nos habían costado para que se diese cuenta que necesitábamos algo. 


Cogemos aquel papelito como si fuese nuestro mayor tesoro y leemos lo que pone en él:


 
Receta Caribe
 


— ¿Quéeee? – Exclamé en voz alta 


— ¿Cómo que qué? – Dijo la doctora con tono autoritario – ¿De verdad creéis que unas vitaminas os van a ayudar? ¿No veis que lo que realmente necesitáis son unas buenas vacaciones en el Caribe? 


— ¡Eso! ¡Eso quería yo escuchar! – Exclama Aitor - ¡Ahora mismo me iría a la playa de James Bond!


— ¿Qué playa de James Bond? – le digo algo crispada. 


Veo que me mira como si me estuviese salvando la vida. La verdad es que Aitor siempre ha tenido mucha más cultura cinematográfica que yo.


— Dr. No – me contesta Aitor – Súper película de 007…  - Insiste tras ver mi cara de póker. 


Sin saber de qué playa me hablaba, me evado en mi misma. ¿Cuánto tiempo hacía que no teníamos tiempo para disfrutar? ¿Cómo no se me habría ocurrido antes que esta situación la podría resolver con unas buenas vacaciones? En esos momentos, empezaba a visualizar el Caribe: buenas playas, calidad de vida, ritmo tranquilo, la espontaneidad de la gente…


Cuando visualizo un viaje, ya no hay vuelta atrás. No lo puedo evitar. La soñadora de los dos siempre soy yo. Y lo mejor es que Aitor se apunta a donde sea y cuando sea. Esta curiosidad insaciable por conocer otros lugares y culturas nos ha llevado a descubrir más de 20 países. El Caribe no había estado hasta el momento en nuestros planes. Pero los dos tenían razón. Esta vez era lo que necesitábamos. 


— Si nos vamos al Caribe, nos cogemos un buen resort – asentí. 


— Si nos vamos al Caribe, nos vamos a Jamaica – dice Aitor.


— ¿Por qué Jamaica?


— Porque la playa de James Bond se grabó en Jamaica. 


Lo primero que me viene a la mente al escuchar Jamaica es el reggae o las famosas canciones de Sean Paul. Aitor me gana en cine, pero yo le gano en música. La verdad es que formamos un buen equipo.


Más allá de la afición cinematográfica de Aitor, estoy segura que el destino le vino en mente porque hace pocos días estuvimos charlando con unos amigos que habían recién llegado de Jamaica. “El paraíso está en Jamaica” – nos aseguraron nuestros amigos. Después de ver sus fotos de viaje, puedo asegurar que sí parecía el paraíso. Y no solo por las playas, sino por la belleza de la naturaleza y la cantidad de actividades que hicieron. Parece mentira que en una isla tan pequeña se puedan hacer actividades tan diversas como snorkeling, rafting, trekkings… 


— ¡Jamaica me parece una idea perfecta! – le dije a Aitor


— ¿Qué os parece este resort? – Nos dice de repente la doctora Pons. Mientras nosotros andábamos divagando, ella había hecho una búsqueda en san Google para animarnos con la idea. Se notaba que no nos quería ver por allí en una temporada.


Bahía Príncipe – dije al leer el nombre del hotel. 


El hotel tenía una pinta estupenda. Si al final íbamos allí, sin duda sería el mejor hotel donde hubiésemos estado nunca. Un todo incluido con grandes piscinas, playa, actividades gratuitas y habitaciones de ensueño. ¡En ese hotel no puede existir el estrés! Ya me imaginaba allí disfrutando con Aitor de un buen cocktel jamaicano y sin ninguna preocupación.


— ¡Hecho! Nos vamos al Bahía Príncipe – les dije.


 
Tras escuchar eso, la doctora Pons nos echó amablemente de su consulta. Una vez más salíamos de allí sin ningún medicamento, pero esta vez con la certeza de que Jamaica era todo lo que necesitábamos. 

 

Despidiendonos de la doctora Pons


De camino a casa, Aitor y yo no pudimos parar de hablar de aquel viaje soñado. Se nos hacía la boca agua al recordar los platos jamaicanos que habíamos visto en las fotos de nuestros amigos: pollo Jerk, marisco, los patties jamaicanos, fruta fresca, el café blue Mountain… Cuando viajamos nos encanta probar la comida local y disfrutar de los sabores exóticos. 


Jamaica, el país del All right, nos espera. Queremos saborear ese ritmo tranquilo y alegre de Jamaica. Queremos participar en el programa de meet the people que ofrece Visit Jamaica para conocer a locales con nuestros mismos intereses. ¿Conoceremos a algún loco por los viajes? ¿O a algún fotógrafo? Nosotros simplemente con conocer a gente que le guste disfrutar de los pequeños momentos de la vida, ¡tenemos más que suficiente! Viajar es para nosotros impregnarnos de la cultura local y escuchar las historias de la gente… Y la historia de este concurso la queremos compartir en Jamaica.


 
Cocktail Jamaica
 
 

Entradas similares: