Essaouira, un pueblo costero de Marruecos

En nuestro viaje por Marruecos en Agosto, necesitábamos salir de la calurosa Marrakech hacia un lugar que nos diese un respiro. La excursión desde Marrakech más adecuada para esto es Essaouira. Pero, ¿qué ver en Essaouira? Essaouira es un pueblo costero de Marruecos con una medina tranquila. Esta excursión es un complemento perfecto desde Marrakech si quieres pasar un día relajado y con temperaturas suaves. Otra excursión desde Marrakech que te puede gustar son las cascadas de Ouzoud.
 
En 2012, casi que la única opción para reservar estas excursiones era una vez en Marruecos. Así compramos nosotros la excursión a Essaouira y la excursión a las cascadas de Ouzoud. Si te dedices por contratar la excursión en Marrakech, no tendrás problemas en encontrar agencias porque están constantemente en busca del turista. Lo que pagarás por ellas dependerá de tu habilidad para el regateo. Hoy en día, existe una opción más cómoda (sobre todo si te agobia regatear) que es comprar la excursión por Internet. Son una empresa española totalmente de fiar, con atención al cliente 24h: 
 
 
 
 
Essaouira se puede visitar perfectamente en un día desde Marrakech. Nosotros recomendamos mucho esta excursión desde Marrakech, sobre todo si sólo has pisado las ciudades imperiales de Marruecos. Verás que las cosas funcionan diferente en Essaouira: nos referimos a que no hay acoso al turista, a que podrás estar relajado porque no tendrás mil motocicletas pitándote y otros cuantos burros cruzándote. Además hay que sumar que al ser una ciudad costera, tienes la brisa del Atlántico que hace que la temperatura baje fácilmente unos 10ºC respecto a Marrakech. En Agosto era lo que más deseábamos en aquellos momentos. 
 
Si vas a estar unos días en Marrakech, te recomendamos nuestra guía completa de qué ver en Marrakech en 3 días. 
 
 
Costa de Essaouira
Costa de Essaouira
 
 
Nuestra excursión a Essaouira empezó en la plaza Jmaa el Fna a las 8h para ir a buscar el minibús que nos llevaría hasta Essaouira. Los marroquíes nos marearon durante un rato: “Subid a este bus… No este autobús no es… subid a este otro… bajaros ahora porque os cambiamos… etc.”. No era nada personal, sólo has de tener un poco de paciencia hasta que se aclaren. El viaje duró 3 horas que se hicieron muy cortas. Las carreteras están en muy buenas condiciones y casi todo el trayecto es una recta infinita. Hicimos dos paradas curiosas en esta excursión desde Marrakech: la primera fue en mitad de la carretera para ver a cabras subidas encima de los árboles… ¡Te dejamos una foto para que veas que es cierto!
 
 
Cabras subidas a un árbol
Cabras subidas a un árbol. Excursión a Essaouira.
 
 
La segunda parada fue en una cooperativa de aceite de argán. Nos gustó mucho ver el proceso manual de extracción del aceite y sobre todo poder conocer a las mujeres que trabajan allí. Si bien no nos podíamos comunicar por el idioma, no nos hizo falta porque sus ojos nos transmitían una bondad increíble. Nos enseñaron su trabajo y no nos pidieron nada a cambio… simplemente estaban contentas de que las fuésemos a visitar.
 
 
Trabajadora de la cooperativa de aceite de argán
Trabajadora extrayendo el aceita de argán
 
 
Cooperativa de Aceite de Argán
Cooperativa de Aceite de Argán. Excursión desde Marrakech.
 
 
¡¡Y por fin llegamos a Essaouira!! El autobús nos dejó al lado de la playa y nosotros decidimos empezar con la visita imprescindible que ver en Essaouira: la Medina. Y nada más cruzar la muralla de la Medina nos encontramos con un mercadillo abarrotado de gente. Allí vimos las peores condiciones higiénicas de todo el viaje: carnes colgadas en medio de la calle dándoles el sol y mil moscas alrededor, gallinas que se les caían las plumas y que te las mataban allí mismo, fruta chafada por los suelos, mil abejas en busca de los dulces del mercado… y bastante mal olor por toda la calle. Intentamos salir de allí lo más rápido posible y olvidar lo que habíamos visto… aún teníamos que comer y no queríamos manías. 
 
 
Mercado de Essaouira  
Mercado de Essouira
 
 

Mercado de Essouira

Pleno centro del mercado de Essaouira
 
 
Que ver en Essaouira  
Qué ver en Essaouira: medina de Essaouira
 
 
Nos dimos un paseo por la Medina y nos llevamos una grata sorpresa. Nadie nos incitaba a entrar para comprar. No teníamos a decenas de hombres detrás nuestro para decirnos que nos acompañaban a tal sitio a cambio de unas monedas… encontramos paz. Fue un paseo tranquilo comprando a gusto con precios más baratos que en Marrakech. En Essaouira compramos sobre todo cuero. ¡¡Las pulseras de cuero eran baratísimas!! Y el regateo les va pero no tanto como en Marrakech. Allí ya había muchos precios fijados y fue un respiro estar un día allí. Aunque no te pienses… nos discutimos con un vendedor por un pañuelo… se nos puso borde y decidimos irnos sin comprarlo porque no eran maneras de hablar, pero al final nos siguió por la calle con el pañuelo para ofrecérnoslo al precio que le habíamos dicho y se lo compramos para evitar un mal rato.
 
Otro de los imprescindibles que ver en Essaouira es su muralla. Era la primera vez que estábamos en el Atlántico y nos gustó mucho la tranquilidad que se respiraba así que aprovechamos para hacernos mil fotos entre murallas, cañones y gaviotas. Nos dimos un paseo por su muralla disfrutando de la brisa.
 
 
Henar en la muralla costera de Essaouira
 
 
Excursión desde Marrakech
Excursión desde Marrakech. Muralla costera de Essaouira.
 
 
Pronto se nos hizo la hora de comer. Aquel día despedíamos Marruecos y nos habíamos gastado mucho menos dinero del que teníamos planeado. Era un viaje que no sabíamos cuánto nos costaría porque no hay precios fijos para nada pero que al final nos salió muy barato. Así que decidimos darnos un gran festín de comida en el restaurante más “cool” que vimos (aunque los precios eran obviamente bajos si los comparas con España). No se nos olvidará nunca: gambas al pil-pil, pollo al limón y una pizza picante. Toma mezcla… ¿Qué nos pasó? Salimos del restaurante, pasaron 5 minutos y ya teníamos diarreas. Aquella comida nos sentó muy mal y lo pagamos durante 10 días. ¡Suerte que era el último en Marruecos! Y no se nos olvidará porque los días después del viaje a Marruecos nos fuimos a Extremadura y estar en Extremadura sin poder ir de tapas es duro, jajajaja.
 
Después de comer nos dimos un paseo por la playa y volvimos al autobús para regresar de esta excursión desde Marrakech. Creemos que es una excursión que vale la pena hacer. En Essaouira hay muy buen ambiente. Muchos marroquíes también escogen este destino para hacer turismo porque para ellos es un sitio con encanto y sin el calor sofocante del interior. Un día es suficiente para recorrer lo más importante que ver en Essaouira por lo que te recomendamos que reserves un día para esta excursión que te dará otra visión de Marruecos.
 
 
Playa de Essaouira
Playa de Essaouira
 
 
¡Así que apunta en tu lista este destino!
 
Pais o ciudad: