Excursión desde Ámsterdam: Edam, Volendam y Marken

Normalmente al hacer un viaje solemos centrarnos en una ciudad e ir visitando los alrededores haciendo excursiones de un día. En el caso de nuestro viaje a Ámsterdam que realizamos en febrero de 2012 hicimos dos excursiones. La primera que ya os hemos contado fue a Zaanse Schans un pueblo conocido por sus molinos. La segunda excursión fue la de la zona de Waterland donde visitamos los pueblos de Edam, Volendam y Marken.

 

Hoy os contaremos como llegar hasta estas tres poblaciones y realizar un bonito paseo por ellas. Nuestra ruta comenzó en Edam, un pequeño pueblo pegado a Volendam como podéis ver en el mapa, llegamos hasta  él cogiendo un bus en la estación central  de Ámsterdam (se ha de cruzar toda la estación por debajo y subir al segundo piso). Nosotros compramos el billete Waterland que cuesta 9€ y te permite hacer viajes ilimatados por la zona de Waterland durante todo el día.

 

A continuación os hacemos un resumen de los autobuses que necesitaréis para recorrer los tres pueblos:

 

 

Amsterdam - Edam

  • Bus 118, última parada Edambusstation. El centro se encuentra a 5 min caminando.

Otros buses:

  • 112 dirección Edam, parada de Meermin
  • 114 dirección Hoorn Nh, parada Busstation
  • 116 dirección Edam, parada Keetzijde
  • 110

 

Edam - Volendam

  • Bus 110, parada Volendam Zeestraat o bus 116 parada Volendam Visserstraat.

 

Volendam - Marken

  • Bus 110, dirección Aidam hasta Monnickendam. En Monnickendam ir a la parada de Niewpoortslaam (girar a la derecha nada más pasar el río).
    En esa parada coger el bus 111 y bajarse en la primera parada al llegar a Marken.

 

Marken - Amsterdam

  • Bus 111

 

Si preferís la opción de contratar una excursión que os lleve a ver los sitios más destacados de estas poblaciones junto a Zaanse Schans y matáis dos pájoros de un tiro podéis reservar por aquí:

 

TE RECOMENDAMOS:

Reservar tu excursión a Zaanse Schans, Volendam y Edam:

 Guía en español
 ¡Dos excursiones en una!
Compra en 2 minutos
Web en español

Comprar entrada

 

Total que cogimos el bus en Ámsterdam y llegamos a Edam. Edam nos pareció un pueblo precioso. En nuestro paseo nos encontramos diferentes tiendas de quesos, muchos canales y puentes y gente muy alegre. Hacía mucho frío y estaba todo completamente nevado y helado. Lo lógico habría sido que ante tal adversidad meteorológica hubiésemos decidido ir hacia Volendam en autobús como todo el mundo… pero no, nos gustaba mucho el ambiente que estábamos viendo de niños con trineos, familias patinando… y decidimos llegar a Volendam andando por la nieve como buenos campeones. Suerte que antes de salir de viaje nos compramos unas bambas (deportivas) impermeables y térmicas porque si no esto no habría sido posible.  

 

Tienda de quesos en Edam

Tienda de quesos en Edam

 

Calles de Edam

Calles de Edam

 

Las calles tienen muchos canales al igual que pasa en Ámsterdam, nosotros pudimos caminar sobre ellos ya que estábamos sobre los -18 ºC… casi nada… 

 

Fue todo un espectáculo ver aquellos canales. Mientras caminábamos hacia Volendam, nos encontramos una especie de lago también helado, en el que familias enteras patinaban al ritmo de la música que salía de una especie de chiringuito montado en un lateral del lago. Una estampa muy idílica.

 

Canales helados de Volendam

Canales helados de Volendam

 

Hubo un momento, en el que nos encontramos un poco perdidos. El hecho de que todo estuviera cubierto de blanco no ayudaba a distinguir nada (ni siquiera la carretera de las aceras)  y no había excesivas señalizaciones. Así que nos paramos a mirar el mapa en el móvil y una mujer al vernos se ofreció para guiarnos. Nos confesó que llevaba rato mirándonos y caminando más despacio por si necesitábamos algo ya que nos veía bastante perdidos. Nos estuvo acompañando durante un buen rato y explicándonos un poco su vida, fue divertido :-)

 

Molino en Volendam

Molino en Volendam

 

Al llegar al puerto de Volendam hicimos un alto en el camino para comer en una taberna del paseo marítimo. Comimos una especie de croqueta gigante y unas salchichas típicas de allí y para beber, como no Chocomel (chocolate caliente) para entrar en calor. Las vistas eran incluso más alucinantes ya que desde allí se puede ver Marken. Este está situado en una isla a la que normalmente se accede desde Volendam, en un ferry o bien en un vehículo por una estrecha carretera que lo conecta con la península. 

 

Puerto de Volendam

Puerto de Volendam

 

Al acabar de comer preguntamos en una tienda del puerto dónde podíamos coger el bus para llegar a Marken. El dependiente nos contestó en tono burlón que no hacía falta que fuéramos a por el autobús que podíamos ir andando en línea recta ya que el mar estaba completamente congelado. Se tarda aproximadamente una hora en llegar pero no quisimos arriesgarnos a acabar bajo el agua congelados… así que rechazamos la oferta y cogimos el autobús que nos llevó en menos de 30 minutos hasta Marken.

 

Una vez en Marken recorrimos la isla en poco rato ya que es muy pequeñita, básicamente hay que ver el centro del pueblo  en el que hay un museo. Este está formado por un conjunto de casas de pescadores en el que se explica la historia de la isla y de los pescadores. Nosotros no pudimos visitarlo ya que estaba cerrado.  A Henar le entró mucho frío al bajar del autobús ya que el cambio de temperatura era de casi 40 grados y como se empezaba a encontrar mal cogimos pronto el autobús hacia Ámsterdam.

 

Calle principal de Marken

Henar helada en Marken

 

No os podéis perder el encanto de estos tres pueblecitos, sus casas y calles parecen sacadas de cuentos. ¡Feliz excursión!

 

Canales de Edam

Canales de Volendam cubiertos de nieve