Sensaciones de Varsovia

Podemos afirmar que hasta el momento Varsovia es una de nuestras ciudades favoritas. Son muchos los que tienen opiniones contrarias a la nuestra pero hoy os vamos a dar razones de sobras para que os entren muchas ganas de visitar esta preciosa ciudad.

Como siempre, antes de realizar nuestro viaje, buscamos por Internet experiencias y comentarios sobre otros viajeros. La mayoría coincidían que Cracovia era mucho más atractiva que Varsovia y calificaban a Varsovia de ciudad gris, triste… sin vida. En nuestro viaje por Polonia tuvimos la oportunidad de pasar varios días en ambas ciudades y las dos nos encantaron pero Varsovia nos atrapó de una manera especial.

 

Centro Varsovia - Patrimonio de la humanidad por la UNESCO 

Centro de Varsovia - Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

 

Supongo que llegamos a Varsovia sin esperar demasiado pero a medida que la íbamos conociendo nos iba cautivando cada vez más. De entrada os decimos que Varsovia para nada es una ciudad gris. El centro de la ciudad es de lo más colorido y alegre, su muralla rojiza le da un toque de ciudad de cuento y los grandes edificios soviéticos de las afueras le otorgan fuerza y poder.

 

Ayuntamiento de Varsovia

Ayuntamiento de Varsovia

 

Para empezar la ciudad nos parecía preciosa pero había algo más que nos llenaba nuestros corazones de alegría cuando paseábamos por sus calles: su gente. Varsovia nos hizo vibrar durante toda nuestra estancia y fue gracias a las risas y sonrisas de los varsovianos. Descubrimos a gente tremendamente alegre. Nos encantaba sentarnos a ver a los niños jugar en las fuentes con el agua y ver que ningún padre les reñía por mal comportamiento, sino que los soltaban allí para que disfrutasen.

 

Niños jugando en las fuentes - Varsovia

Niños jugando en las fuentes

 

El centro de Varsovia está dividido por la ciudad Vieja y la ciudad Nueva, ambas preciosas. Nuestro lugar favorito de la ciudad es la plaza de la ciudad Nueva ya que durante nuestra estancia la plaza se convertía en un mercadillo de comida delicioso. Todos los días íbamos a comer o a cenar a esa plaza ya que el ambiente era alegre y podíamos conversar con cualquiera mientras comíamos. Además, una gran ventaja era ver la comida de antemano porque para pedir en polaco lo teníamos difícil. La comida en toda Polonia es exquisita y extremadamente barata. Nuestros platos preferidos fueron los Pierogis de carne y queso, butifarras a la brasa, patatas rebozadas y las empanadas de carne.

Por la noche Varsovia es tan bonita como de día. Los edificios están muy bien iluminados y la gente sale a la calle sin pensárselo dos veces. Recordamos aquella noche que ya nos íbamos hacia el hotel pero nos encontramos en la calle una carpa con gente bailando tango. Todos estábamos invitados a sumarnos al baile y una vez más esa sensación de estar en casa…

 

Palacio de la cultura y la ciencia de Varsovia iluminado

 

 

Palacio de la cultura y la ciencia de Varsovia de día

Palacio de la cultura y la ciencia de Varsovia de noche y de día.

 

¿Qué más le podíamos pedir a esta ciudad? Nada, pero nos dio mucho más… Para los golosos en Varsovia están los helados más buenos de todo el mundo, y no lo decimos nosotros, en Varsovia (entre la ciudad Nueva y la muralla) está la heladería con más premios del mundo. Las bolas de helado cuestan 20 céntimos al cambio, o sea una ganga. Cada día nos comíamos un helado de un sabor diferente y el último día fuimos a por un helado de tres bolas cada uno. ¡¡¡Buenísimos!!!

 

Jugando por Varsovia

Divirtiéndonos por Varsovia

 

Y no podemos acabar este post sin explicaros una anécdota divertida. Un día que quisimos ir al centro de la ciudad decidimos coger el metro porque estábamos muy cansados. La cuestión es que el metro no paró en el centro porque estaban en obras y claro, nos bajamos en la parada siguiente pero estábamos muy desorientados. En Polonia si quieres preguntar en inglés es mejor que busques a alguien joven porque la gente no lo habla demasiado bien. Así que elegimos a una chica pijita que nos sonreía para preguntarle hacia dónde teníamos que caminar para ir al centro. Tras mucho pensárselo nos dijo que no sabía dónde estaba el centro de su ciudad pero nos dábamos cuenta que nos estaba entreteniendo… nos cogía el mapa, intentaba entenderlo… se reía de ella misma y nosotros nos lo estábamos pasando bien. Nos dijo que no nos preocupáramos que ella nos iba a llevar al centro y nosotros que ya empezábamos a estar más orientados que ella le decíamos que muchas gracias pero que ya nos íbamos. Y ella que no, que no, que nos tenía que ayudar. De repente, aparece su novio bien trajeado con el coche de empresa y nos dice: “Por fin, aquí está!”, nos dice: “Subid, que mi novio os lleva”. Dudamos un segundo y subimos al coche. La chica toda orgullosa le explicaba a su novio cómo había hablado en inglés con nosotros y la habíamos entendido y nos estuvimos riendo un rato con ellos. Cuando ya llegamos a sitios conocidos para nosotros le dijimos que ya nos podían dejar aquí pero la chica que no, que no, que nos dejaban en el mismo centro. Total que aparcamos en medio de la plaza del Ayuntamiento…. La chica salió del coche toda feliz y con un salto “flower power” nos dijo en inglés: “And this is the Old Town!!!!”.

 

Centro de Varsovia colorido

The Old Town - Varsovia

 

Así que ya veis, nos trataron más que bien. Sin duda Varsovia es una ciudad que nos transmite buen rollo.

 

 

 

Pais o ciudad: