Cómo comer barato viajando, especial Roma

Cuando planeamos un nuevo viaje al hacer nuestro presupuesto contamos siempre 4 partidas principales. El transporte, el alojamiento, la comida y otros. Normalmente entre la mitad y dos terceras partes del presupuesto se reparte entre el transporte, dónde incluimos tanto los vuelos como desplazamientos durante el viaje, y el alojamiento. El resto se reparte entre comidas, souvenirs, entradas, etc.
 
Hoy queremos tratar el tema de las comidas y para ello nos centraremos en Roma, una ciudad donde puedes dejarte un riñón para comer pizza o comer por pizza por cuatro duros... Seamos sinceros la variedad de platos en Roma no es demasiado grande. La mayor parte son pizzas, pastas, arroz... cocina de soltero, eso sí, pasta cocinada de mil maneras distintas. 
 
Aitor comiendo un helado gigante - Roma
Aitor comiendo un helado gigante
 
 
En Roma estuvimos unos 4 días en febrero de 2010 y comimos muy bien y por muy poco. 
 
Algunas de las reglas para comer por un buen precio:
  1. Nunca hagas la turistada de comer en pleno centro de la ciudad. Las zonas colindantes suelen tener siempre precios inferiores. Así que evitad la zona de la Fontana di Trevi y el Coliseo.
  2. Mientras visitas la ciudad fíjate en los precios de los restaurantes para hacerte una idea de los precios de cada zona y la ciudad en sí.
  3. Fíjate bien si los precios llevan los impuestos incluidos. En Italia el servicio se suele pagar a parte.
  4. Los sitios de comida rápida suelen tener unos precios similares a los de aquí, así que si no encuentras nada siempre tienes esta opción.
  5. Si vas a llegar de noche o  vas a pasar el mediodía de viaje siempre puedes llevarte un bocadillo de casa. Nosotros alguna vez hemos llegado tarde al destino con lo que según el horario de comidas del país puede que ya no sirvan cenas.
  6. Aprovecha los supermercados para hacerte bocadillos si vas a realizar alguna excursión y no quieres ir a comer al restaurante de turno elegido por la compañía de la excursión y arriesgarte.
 
 
Fontana di Trevi - Roma
La Fontana di Trevi es increíble pero mejor evitarla para comer
 
 
En Roma la mejor zona para comer por un buen precio es la Trastevere, una zona situada al sur del centro, empieza al cruzar el Tíber. En ella encontraréis multitud de restaurantes por unos precios excelentes, nosotros cenamos varias veces allí. El precio de las pizzas estaba sobre los 4 Euros, muy barato. 
 
La peor zona donde comimos fue en el Vaticano. En cualquier sitio los precios eran caros pero teníamos tanta hambre que acabamos entrando en un restaurante de la calle principal. Fue nuestra comida más cara y la peor de todas sin ninguna duda. Todavía no sabemos de nadie que haya comido bien en el Vaticano, así que es mejor que si podéis volved a Roma para comer.
 
¿Conocéis alguna otra zona de Roma dónde se pueda comer por 4 duros? 

 

Síguenos en Facebook y Twitter

 
Pais o ciudad: