Senda de los Cazadores en Ordesa hasta la Cola de Caballo

Domingo, 22 Noviembre 2015

 

La Senda de los Cazadores fue la excusa para pasar un fin de semana largo en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Habíamos visto muchas veces la famosa cascada conocida como “Cola de Caballo” en fotos y queríamos ir a verla. Islandia nos había dejado mono de naturaleza y el Pirineo de Aragón era la excusa perfecta para revivir momentos como los de aquel viaje.

 

Para ir hasta la Cola de Caballo tienes 2 rutas posibles:

 

  • La ruta más fácil y la más transitada es la que te lleva hasta la cola de caballo por pista de tierra. En total son unas 2,5h ir y unas 2,5h volver. La ida y la vuelta es por el mismo camino. Esta ruta es practicable para casi todo el mundo. Vimos niños, gente mayor, personas en tejanos y camisas… con un poco de resistencia es factible hacerla.

 

  • La ruta difícil y la que hicimos nosotros fue la Senda de los Cazadores. Se trata de una ruta circular de unas 7h que se puede dividir en 2 tramos. El primer tramo es el más exigente ya que en los 2 primeros kilómetros encontraremos un desnivel de 700m. Esto se traduce en una pendiente mortal y bastante larga. Tardamos casi 2h en realizar los 2 primeros kilómetros. Una vez llegas a lo más alto, el sendero es llano por lo alto del valle y posteriormente de bajada hasta llegar a la Cola de Caballo. El segundo tramo de la ruta es el mismo que la vuelta de la “ruta fácil”. 

 

Salimos de Barcelona un viernes por la mañana con la idea de hacer la Senda de los Cazadores el sábado, con todo el día por delante. Cuando llegamos a Boltaña vimos que había previsión de tormentas para el sábado. Eran las 13h y nos fuimos hasta el Parque Nacional de Ordesa, sin saber muy bien si haríamos la Senda aquel día o al día siguiente. Cuando llegas a Torla con el coche, hay un parking grande en frente del Centro de Visitantes donde has de dejar el coche. A pesar de ser bastante grande, nos costó encontrar un sitio libre. Durante los meses de verano y hasta el 15 de Septiembre, es obligatorio dejar el coche en el parking y subir con un autobús los últimos 6Km hasta el Parque. Cada 20 minutos teníamos autobús y nos dijeron que el último que bajaba del Parque era a las 21h.
El bus nos dejó en frente de una cafetería, donde se inician las 2 rutas que hemos explicado (y muchas otras que puedes hacer). Al bajar vimos a un forestal y le preguntamos si nos recomendaba empezar la Senda de los Cazadores a esa hora. Eran las 13.20h, la duración estimada de la ruta es de 7h y el último bus bajaba a las 21h. Nos dijo, no demasiado convencido, que si no nos entreteníamos lo podíamos hacer. Le dijimos que nos preocupaba no llegar al último bus y nos dijo que nos preocupáramos más porque no nos cayese la noche encima ya que los forestales estaban hasta las 22h y a unas malas alguno nos recogería.


Nos decidimos a hacerla. Las previsiones del sábado eran muy malas y era en aquel momento o ya en otra ocasión que pudiésemos volver. Cruzamos el pequeño río por donde se inicia la ruta y vimos a 2 parejas de inconscientes como nosotros que venían en nuestro bus y también la empezaban entonces. 

 

Subida infernal de la senda de los cazadores
 


La subida fue agotadora. Suerte que llevábamos palos para no cansarnos tanto las piernas. El problema que teníamos cualquiera de los 6 que subíamos no era el dolor de piernas sino la cardio. El corazón nos iba a mil del esfuerzo (y de que no nos parábamos porque sabíamos que llevábamos el tiempo justo). En los últimos 30 metros, me tuve que parar a comer una bolsa de patatas que llevábamos en la mochila. Lo sé, quedaba muy poco, pero estaba ya medio mareada. Tras la parada de 5 minutos, llegamos al mirador donde el valle se abría a nosotros. Habíamos pasado lo peor (o eso creíamos).

 

Primera parada al llegar a lo mas alto
 

Viastas desde lo alto
 


Tras una pequeña parada en el mirador para beber agua y sacar fotos, continuamos nuestra marcha. Cada una de las 3 parejas llevábamos un ritmo distinto aunque nos separaban pocos metros unos de otros. Los siguientes kilómetros fueron bastante fáciles y agradecidos. Caminábamos llano e íbamos descendiendo poco a poco con unas vistas espectaculares. Pero los kilómetros empezaban a pesar en nosotros.

 

Empieza la bajada hacia el valle
 

Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido
 

Henar esta a tope
 


Íbamos preguntando a la gente con la que nos cruzábamos y que hacían la ruta en sentido inverso cuánto nos quedaba hasta llegar a la Cola de Caballo y siempre tardamos más de lo que ellos nos estimaban. En esos últimos kilómetros me torcí el tobillo y la cosa se complicó. No era un esguince porque podía caminar pero según como apoyaba el pie en las piedras me dolía. Tuvimos que bajar un poco el ritmo. 

 

Llegando a la cola de caballo
 

Comete el Mundo en Ordesa
 

Cola de Caballo en Ordesa

 


Los paisajes de la Senda hasta llegar a la Cola de Caballo son espectaculares. Esta ruta no está demasiado transitada por lo que la mayor parte del tiempo disfrutas en soledad de la naturaleza. La Cola de Caballo se empieza a ver a lo lejos pero parece que no llega nunca. Pero al final llegamos. La cascada es bonita y muy estética. En las fotos parece más pequeña de lo que realmente es. Nos hubiera gustado quedarnos allí una o dos horas descansando y comiendo pero aquel día no teníamos tiempo. Paramos durante 15 minutos a hacer fotos y tomarnos una Coca-Cola (que nos sentó de lujo) y volvimos al ataque. El camino desde la Cola de Caballo hasta el bus parecía mucho más fácil. Allí ya vimos a mucha más gente y nos tranquilizó no ser los únicos que estábamos a esas horas por allí. Pero tampoco nos podíamos encantar demasiado. El primer trozo de vuelta era un camino de piedras hecho por el hombre sin demasiado interés. En aquellos momentos vimos mucho más satisfactorio y emocionante la ruta que habíamos escogido nosotros. De pronto pasas por unas cascadas más pequeñas y el camino ya es bosque hasta que llegas al aparcamiento.

 

Cascadas en Ordesa
 


Aquellas dos últimas horas fueron para nosotros una auténtica tortura. Y parecía una tontería porque por el bosque es pista de tierra buena y sin complicaciones (¡y encima de bajada!) pero el cansancio que teníamos encima era brutal. En la bajada las rodillas sufrieron un montón y los últimos 5Km no sabemos ni como los hicimos porque teníamos las rodillas temblando. 

 

Impresionantes paisajes en Ordesa
 


Nos habíamos metido una paliza en el cuerpo demasiado grande pero ya solo nos quedaba continuar. Se estaba haciendo de noche y no queríamos perder el bus. Al final llegamos a las 8.20h, agotados. Las otras 2 parejas también estaban allí esperando el bus.


Habíamos llegado los 6 con una diferencia de 10 minutos. No nos podíamos mover. Subimos al autobús agotados y mientras bajábamos hacia nuestro coche, se hizo completamente oscuro. ¡Suerte que no nos había pillado en la montaña porque no llevábamos frontal!

 

Valle de Ordesa - Sin palabras
 


Llegamos, medio arrastras, a las 22h a nuestra casa rural. La dueña ya estaba preocupada porque no llegábamos. Le explicamos nuestra aventura y ella, que es montañista, nos dijo que se nos había ido la castaña. Que no son horas para subir a la montaña, que no llevábamos ni un frontal, que era muy justo de tiempo, que no estábamos acostumbrados a ir por la montaña y la paliza que nos habíamos pegado en poco rato… En fin que tenía razón en todo. Pero no nos arrepentimos de haberlo hecho porque la ruta fue preciosa. Eso sí, para otra vez nos pensaremos muy mucho el volver a subir a la montaña a esas horas y con prisas porque fue un poco de inconscientes. La torcedura de tobillo bien podría haber sido algo más grave que nos hubiera hecho retrasarnos más tiempo y la noche nos habría caído encima.


Para celebrar el triunfo del día, nos arrastramos hasta un buen restaurante de Boltaña a cenar. Un menú de campeones con entrecot y brownie incluidos para recuperar fuerzas. Risas y más risas al recordar la locura de aquel día, que nos dolían todos los músculos y que teníamos un hambre increíble. 


El día siguiente nos granizó, así que ya hicimos bien en subir el viernes. El sábado, día de relax, pero eso os lo explicamos en otro post.

 

 

Pais o ciudad: