Recorriendo Buda: lugares imprescindibles

Martes, 28 Octubre 2014

El Danubio pasa por en medio de Budapest, dividiendo la ciudad en las dos antiguas zonas de Buda y Pest. Dos lugares completamente distintos entre sí pero igualmente importantes. De hecho, no se entiende una visita a Budapest sin visitar Buda o Pest. 


La zona de Buda es la que queda al oeste del Danubio. Es la zona más difícil de visitar ya que se trata de una alta colina. Para subir, la mejor opción es coger el funicular que hay al otro lado del puente de las Cadenas. No es la opción más barata, pero sí la que os dejará con fuerzas para una vez arriba poder visitar todos los puntos de interés. Nosotros hubo un día que subimos andando y llegamos destrozados.

 

Ascension a Buda


Una vez arriba, hay muchísimas cosas que ver. Nosotros dedicamos un día a recorrer Buda y otro día de ascensión al Monte Gellert que ya os explicaremos en otro post. 

 

Lugares imprescindibles de Buda

 

  • El bastión de los pescadores: es un mirador muy bonito con forma de fortaleza desde donde se pueden tomar buenas panorámicas de la zona de Pest y del Parlamento. Ojo porque hay trampa para los turistas. Si entras por la parte derecha del bastión, te hacen pagar entrada. Pero si entras por la parte izquierda (donde hay una cafetería) es gratis y además es desde donde encontramos las mejores vistas. 

Bastion de los Pescadores en Buda

 

Vistas desde el Bastion de los pescadores

 

  • Iglesia de Matías: un imprescindible de Budapest. La iglesia por dentro es maravillosa, con tonos muy alegres. La iglesia está increíblemente bien pintada y decorada. Aquí se coronó al emperador Francisco José y a su esposa Sissi. El precio de la entrada está justificado ya que se trata, junto con la catedral, de la iglesia católica más bonita de la ciudad. 

 

Iglesia de Matias en Buda

 

Interior de la Iglesia de Matias en Budapest

 

  • Hospital in the rock: se trata de un hospital-bunker que se utilizó durante la II Guerra Mundial para atender a los heridos de Budapest. También se usó de búnker durante la Guerra Fría para estar preparados ante un posible ataque nuclear. Durante la visita, se recorre parte de este búnker que se encuentra en perfecto estado: habitaciones, quirófanos, salas de máquinas, cocinas etc. Todo recreado a la perfección con muñecos de cera y donde en determinadas estancias noté un cierto mareo al estar todo tan bien escenificado. Recomendable para los amantes de la II Guerra Mundial.
     
  • El castillo de Buda: solo paseamos por su exterior ya que no teníamos pensado entrar a los museos que hay dentro de él. Si os interesa, aquí podréis encontrar el museo histórico de Budapest, la galería Nacional de Hungría y la biblioteca Nacional. 

Castillo de Buda

 

Frente del Castillo de Buda

 

  • Calle Uri: se la conoce como la calle de los nobles y es una calle pintoresca medieval. 

 

Calle Uri en Buda

 

  • Iglesia Maria Magdalena: solo quedan las ruinas de esta pequeña iglesia del s.XII, de estilo gótico. Está muy cerca de la calle Uri así que vale la pena pasarse a verla.

 

Iglesia de Maria Magdalena en Budapest

 

Algunas recomendaciones

 

  • Comer en Budapest es barato pero el día que vayáis a la colina de Buda os encontraréis precios abusivos. Nosotros acabamos comiendo en una panadería que hacían trozos de pizza ya que fue el único sitio donde no nos costaba 25€ por persona comer. Recomendamos que si queréis algo barato, busquéis esta panadería que se encuentra en un pequeño pasadizo desde la iglesia de Matías o bien compréis algo en el único supermecado de la colina. Si no, la mejor opción es llevarse aquel día un bocadillo.
     
  • Las mejores vistas del Parlamento están desde la zona de Buda, pero no desde el bastión de los pescadores, sino desde la orilla del Danubio, justo en frente del Parlamento. Buscad un puente para pasar hacia Buda y desde allí veréis el Parlamento en todo su esplendor. 

 

 

Pais o ciudad: