Quienes somos

Quiénes Somos

Más de 10 años viajando juntos por el Mundo. Así somos nosotros. Así es Cómete el Mundo:

Henar - Cómete el Mundo

Henar Sánchez

Deseo viajar desde que tengo uso de razón. Nunca lo hice con mis padres, así que me aseguré de buscar al mejor compañero de viajes y de vida. Con 19 años, encontré a Aitor. Juntos estudiamos ingeniería de Telecomunicaciones. Juntos llevamos viajando más de 10 años.

Después de perder la salud estudiando ingeniería y tras 5 años trabajando en una gran multinacional, me he dado cuenta que esa vida no es para mí. ¿Renunciar a una conciliación familiar? Desde que soy madre, esa opción no me vale.

Siempre recordaré que, con mi primer sueldo como becaria, me compré una cámara réflex para fotografiar el Mundo. En mis deseos más profundos, siempre he tenido dedicarme profesionalmente a los viajes. Mi mantra los últimos años ha sido “viajar y explicarlo a los demás para ayudar a otros a planificar su próximo viaje”. Es por eso que ahora me dedico en cuerpo y alma a Cómete el Mundo. Y que sepas una cosa: Aitor es mi apoyo incondicional. Ahora y siempre. En esto y en todo.

Siempre me he definido como “mujer todoterreno”. No tengo glamour, ni uso vestidos para hacerme fotos en Instagram. Soy una persona práctica, curiosa (muy curiosa), entusiasta y de culo inquieto. Me gusta soñar con otros destinos, planificarlos y vivir el viaje intensamente. No me gustan los regalos materiales porque prefiero los viajes y las experiencias.

Toda mi ilusión y cariño están volcados en Cómete el Mundo y tú ya formas parte de él.

Aitor - Cómete el Mundo

Aitor Andreu

Me gusta la tecnología y viajar por partes iguales. Henar, me gusta un poco más.

Soy ingeniero desde mucho antes que me dieran el título. Todo lo cuestiono, todo lo investigo, todo lo exploro. Un viaje es para mí miles de sensaciones y lugares por descubrir.

Cuando viajo, tengo cosas buenas, como buscar siempre el lado más inocente y humano de las personas. Pero también tengo la habilidad de subir a sitios que Henar considera peligrosos (trepar por piedras, salirme de los caminos marcados…). En fin, mejor pedir perdón que permiso.

Antes era una persona bastante tímida, pero cada vez lo soy menos. En los viajes, siempre llevo el mapa y la cámara encima. Desde que soy padre, también a nuestra hija Teia. Soy una persona transparente, curiosa, observadora y me adapto fácilmente a los cambios.

Hace muchos años, diseñé Cómete el Mundo para que se quedara en nuestras vidas. Era el espacio que necesitábamos para hablar de viajes y para comunicarnos con gente como tú.