Serra de Tramuntana: los pueblos con más encanto de Mallorca

Quien tenga unos días para visitar Mallorca, no debe perderse los pueblos de la Serra de Tramuntana. La Serra de Tramuntana  es la zona noroeste de Mallorca y allí se encuentran los pueblos con más encanto de la isla.


Nosotros le dedicamos una tarde a la Serra de Tramuntana y nos dio tiempo a visitar Valldemossa, Deià y Sóller. Los pueblos son muy pequeños y se recorren en menos de una hora cada uno. De todas formas, si la idea es llevar un ritmo relajado aquel día, comer bien y descansar, lo ideal es dedicar un día entero a esta zona de Mallorca. Desde Palma de Mallorca tan solo se tarda media hora a Valldemossa en coche por lo que la Serra de Tramuntana está muy cerca y se presta como una excursión perfecta para disfrutar de la naturaleza.

 

  • Valldemossa: el pueblo con más encanto, el mejor conservado y también el más turístico. Un pueblo pintoresco con casas de piedra, bien pintadas y donde se respira un aire fresco increíble. Las vistas desde el pueblo a la sierra son preciosas. Si queréis comer en el pueblo no tendréis problemas pues a la entrada hay un par de calles llenas de restaurantes y terrazas. Nosotros nos comimos una ensaimada buenísima en este pueblo para merendar que nos sentó estupendamente. También aquí podéis comprar muchos souvenirs de la isla porque el pueblo está totalmente volcando al turismo. Este sitio nos gustó mucho. Nos quedamos con las ganas de poder entrar a la iglesia ya que aquel día estaba cerrada… así que nos queda pendiente para nuestro próximo viaje a Mallorca. 

 

Vistas generales de Valldemossa
 

 

Callejuela llena de Flores en Valldemossa
 

Aitor en las callejuelas de Valldemossa
 

Iglesia de Valldemossa
 

Parte trasera de la Iglesia de Valldemossa
 

Flores por doquier en Valldemossa
 

Otra de las Iglesias de Valldemossa
 

 

  • Deià: Muy cerca de Valldemossa se encuentra Deià, un pueblo más pequeño de Valldemossa, menos turístico pero con mucho encanto. En este pueblo todos son cuestas por lo que hay que ir bien descansado. Nosotros dejamos el coche a la entrada del pueblo y subimos caminando hacia él. Hay un parking a la entrada pero nosotros lo dejamos un poco antes del parking que era gratuito. Nos dimos una vuelta por sus calles, también empedradas y nos dio la sensación que Deià era más real que Valldemossa. Aquí veíamos a sus habitantes hacer vida normal, paseando a los niños y yendo a comprar. En Valldemossa seguro que existe también esta vida, pero queda un poco enmascarada por todos los turistas. Una vez más, notamos esa sensación de estar en la montaña, de respirar aire fresco y una tranquilidad absoluta donde solo se escuchaban a los pájaros cantar.

 

Deia en la Serra de Tramuntana de Mallorca
 

Casas de piedra en Deia
 

Torre en Deia
 

 

  • Sóller: el más grande de los tres pueblos. Este ya es un pueblo donde hay carreteras que te llevan al centro, una plaza mayor con una catedral y con más servicios que Valldemossa y Deià. Lo que más nos gustó de Sóller fue su catedral. La encontramos abierta y tanto por fuera como por dentro nos pareció muy bonita. Aquí aparcamos también a la entrada del pueblo en un parking gratuito que encontramos ya que en el centro es más difícil encontrar aparcamiento. En un paseo de 10 minutos llegamos a la plaza mayor con su bonita catedral. 

 

Catedral de Soller
 

Interior de la Catedral de Soller
 

 

Recomendamos encarecidamente visitar esta zona de Mallorca. Mallorca es una isla increíble donde en media hora puedes pasar de la playa y el ambiente mediterráneo de Palma de Mallorca a la montaña y la tranquilidad de la Serra de Tramuntana. En pocos minutos se pueden experimentar estos bonitos contrastes, así que os animamos a que visitéis estos pequeños pueblos para que veáis la otra cara de la isla.

 

El gato fotogenico de Valldemossa en Mallorca