Mercadillo navideño Salzburgo

Los 10 mejores mercadillos navideños de Europa

Los mercadillos navideños de Europa son la escapada perfecta para el Puente de la Constitución o para pasar unos días de las vacaciones de Navidad. Personalmente, me encanta viajar por Europa en estas fechas porque las principales ciudades se transforman por completo cuando llega diciembre.

Pero, ¿cuáles son los mejores mercados de Navidad de Europa? Después de varios viajes, te traigo una selección para que te impregnes de la magia de la Navidad y puedas disfrutar de los puestos de artesanía, de las luces y de los productos típicos. Obviamente, esta será también una oportunidad única para descubrir algunas de las ciudades más bonitas de Europa.

¿Con cuál te quedas?

Mejores mercadillos navideños de Europa

En esta lista quiero mostrarte los que, en mi opinión, son los mejores mercadillos navideños europeos. Eso no quita que haya otros mercados de Navidad bonitos en el Mundo. ¡Que nadie se ofenda! De hecho, me gustaría que si conoces otros los añadas en los comentarios de abajo y estaré encantada de visitarlos en los próximos años.

En países como Alemania, Suiza, Francia, Austria o República Checa, se montan entre los meses de noviembre y enero estos mercadillos que atraen a familias de todo el Mundo. Es importante que cada año, consultes los días exactos en los que se celebrarán los mercadillos porque las fechas pueden variar ligeramente.

Colmar, el mejor mercadillo de Navidad

Si me preguntas por los mejores mercadillos de Navidad que haya visto nunca, lo tengo claro: los de Colmar son mis preferidos. De hecho, Colmar rivaliza con Estrasburgo por ser la capital de la Alsacia, una de las regiones históricas más importantes en el centro de Europa. Alsacia está considerada “la cuna de la Navidad” y es un viaje ideal para diciembre.

En Colmar se organizan un total de cinco mercados navideños. De todos los que vi, me gustaron especialmente tres: el Petite Venice, el de la plaza Juana de Arco y el de la plaza de los Dominicos.

En mi artículo de mejores mercadillos de Navidad de Alsacia te explico cada uno de ellos. El de Petite Venice está dedicado íntegramente a los niños. El de la Plaza de Juana de Arco es el preferido por los locales para comer en sus puestos callejeros. Y en el de la Plaza de los Dominicos venden muchos adornos para el árbol. La verdad es que todos son preciosos.

Mercadillo de Saint Jeanne en Colmar

Si algo descubrí en mi viaje es que Colmar es sinónimo de Navidad. Todo el casco antiguo está decorado con adornos navideños. Además, las típicas casas alsacianas y las calles empedradas son el escenario perfecto del típico cuento de Navidad. Y en las últimas semanas del año se organizan varias actividades culturales que convierten a la ciudad en un inmenso teatro al aire libre.

Si te atrae Colmar y sus mercadillos, te recomiendo que prepares tu viaje para conocer el resto de la Alsacia. Yo aproveché para hacer una ruta por los mejores pueblos de la Alsacia que también tienen sus propios mercadillos en estas fechas. Visité pueblos encantadores como Turckheim, Kayserberg, Riquewihr, Ribeauvillé y Estrasburgo. Te aseguro que la Alsacia en Navidad te va a enamorar. Es pura magia.

Mercadillos de Estrasburgo

Sin salir de la región, encontrarás otros de los mercadillos de Navidad europeos imprescindible: los de Estrasburgo. Puedes encontrar hasta once mercados durante el mes de diciembre en esta ciudad.

Por cierto, Estrasburgo fue la primera ciudad en Francia en la que se instaló un mercado de Navidad, en 1570. La mayoría de los mercadillos se montan en el casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998.

Los mercadillos de Navidad de Estrasburgo cierran antes de Navidad, así que si los quieres ver tendrás que visitar la ciudad antes de estas fechas. No obstante, dejan la decoración y la iluminación navideña encendida así que la ciudad tiene mucho encanto durante todo el año.

Como no podía ser de otra forma, los de Estrasburgo están considerados de los mejores mercadillos navideños europeos por su tradición y por la variedad de puestos. Podrás comprar golosinas, vino caliente, buñuelos y artesanía alsaciana.

Calles de Estrasbrugo

Múnich y sus mercados de Navidad

La capital de Baviera es otro de los destinos donde he tenido la oportunidad de disfrutar de los mercadillos de Navidad en Europa. Son numerosas las instalaciones de este tipo que se reparten por toda la ciudad, pero la que más llamó mi atención fue la del mercado de Marienplatz.

Se celebra desde 1972 y ofrece un elemento diferencial frente a otros mercados: la música en vivo. Fue genial escuchar instrumentos tradicionales como la trompa de los Alpes, que se utilizaba históricamente como método de comunicación.

Si vas a este mercado, te recomiendo que pruebes el vino caliente, otra de las experiencias imprescindibles. Yo lo combiné con almendras recién tostadas y con galletas Pfeffernüsse, que se elaboran con frutos secos y tienen un sabor ligeramente picante. Te aseguro que no lo olvidarás.

El mercado de Marienplatz es el que te recomiendo para comprar adornos del árbol ya que es donde encontrarás mejores precios y más variedad. Te dejo mi artículo de mercadillos de Navidad en Munich para que consultes las fechas y horarios de todos los mercados de la ciudad.

Navidad en Munich Sendlinger Tor

Innsbruck

Innsbruck es la capital del Tirol y la quinta ciudad más grande de Austria. Los amantes del esquí y el snowboard adoran Innsbruck porque desde el centro de la ciudad puedes subir a pistas en un periquete. Y, por si fuera poco, es una ciudad con magia en Navidad.

El principal atractivo de sus mercadillos es que el paisaje alpino sirve como fondo de escenario para inmortalizar preciosas fotografías. En sus puestos no faltan alimentos típicos, los adornos para el pesebre y para el árbol. Innsbruck tiene un centro histórico tan bonito que parece sacado de un cuento. Y los mercadillos de Navidad son de los mejores que he visto.

Nosotros hicimos varias noches en Innsbruck para descubrir los pueblos de los alrededores. Además, hay muchos sitios que ver en Innsbruck así que tu escapada tendrá una parte cultural importante.

Mercado de Navidad en Innsbruck

Viena

Cualquier momento del año es una buena ocasión para visitar Viena. Pero si lo haces en Navidad o en las semanas previas podrás disfrutar del Christkindlmarkt. Está considerado como uno de los mejores mercadillos navideños de Europa.

En él se alojan unos 150 puestos donde puedes comprar regalos navideños, bebidas calientes, comida típica y adornos para el árbol.

En fechas navideñas, el parque frente al ayuntamiento, el Rathauspark, se decora con luces y adornos en los árboles. Y en el Ayuntamiento, varios coros cantan villancicos durante todo el periodo de apertura del mercado.

Otro destino que tienes que visitar en Viena durante esta época del año es el Palacio de Schöbrunn. Allí se instala otro mercado navideño con puestos de artesanía, joyería y elementos decorativos de Navidad.

Y aunque tu objetivo sea disfrutar de los mejores mercadillos navideños, si haces un viaje a Viena en 3 días podrás conocer una de las ciudades más bonitas de Europa.

Foto nocturna del Hofburg de Viena

Salzburgo

Si viajas a Salzburgo en Navidad, podrás ver su Christkindlmarkt. Este mercado ya se organizaba en las inmediaciones de la Catedral y la fortaleza de Hohensalzburg en el siglo XV.

Los mercadillos de Navidad de Salzburgo son mucho más que bonitas ferias con decenas de puestos regentados por comerciantes. La ciudad está repleta de actividades culturales, exposiciones de belenes y conciertos de música.

De la ruta por el Tirol que hice, Salzburgo me conquistó porque las celebraciones tienen un toque más tradicional que en el resto de localidades. Por ejemplo, los jueves y sábados la coral canta villancicos en la Plaza de la Residencia a las 18:30 horas.

La verdad es que me quedé con ganas de asistir al festival de adviento que se celebra cada año. Más de 150 personas interpretan la función y me hacía mucha ilusión, pero cuando fui a mirar ya no quedaban entradas. Nos explicaron que las entradas se ponen a la venta a principios de año para la Navidad y vuelan en pocos días. Con festival de adviento o sin él, te aconsejo que hagas una visita a Salzburgo porque cuenta con algunos de los mejores mercadillos de Navidad de Europa.

Mercado Navidad Salzburgo

Budapest

Y de Austria pasamos a Hungría. El imperio austrohúngaro, que tan importante fue en Europa durante el siglo XIX, ya acogía algunos de los mejores mercadillos navideños europeos. Uno de ellos es el de Budapest.

La ciudad es preciosa por sí sola, pero en Navidad luce con un encanto especial. Llena de luces, mercadillos y música de villancicos. Los mercados navideños de Budapest tienen dos escenarios insustituibles: la plaza Vörösmarty y la explanada frente a la basílica de San Esteban.

Vörösmarty acoge el mercado más grande y animado de todo el país. Es precioso y encontrarás cualquier pieza de decoración que busques. Por otra parte, el mercado de San Esteban tiene un enorme árbol de Navidad y una pista de hielo, además de numerosas casetas de madera para disfrutar de los productos más típicos. Patinar en ese escenario puede ser una experiencia inolvidable en tu viaje.

Como en Budapest hay muchos sitios interesantes que ver, te aconsejo que sigas mi ruta por Budapest en 3 días.

Puente de las Cadenas de noche en Budapest

Núremberg

Nuremberg tiene uno de los mejores mercadillos Navideños de todo el Mundo. Es la ciudad de Alemania con más tradición de mercadillos Navideños y eso se nota en la afluencia de gente por estas fechas.

A su enorme y tradicional mercado se suman actividades culturales, exposiciones y conciertos de villancicos. Uno de los momentos estelares es el desfile de más de 1000 escolares con farolillos desde la plaza del mercado hasta el Castillo de la ciudad, donde se escenifican historias navideñas. El desfile se hace el 12 de diciembre sobre las 17.30h.

Fuera del mercado, te recomiendo que visites la exposición de belenes artesanos de la iglesia de San Egidio de Nuremberg.

Si decides impregnarte de la magia de Núremberg en Navidad, reserva con tiempo tu escapada porque los precios se ponen por las nubes.

Montreux

Los mercadillos de Navidad de Montreux se montan a finales de noviembre hasta Nochebuena. Es un destino muy especial en Navidad porque podrás ver la llegada de Santa Claus en su trineo. Aunque la representación se repite cada día mientras dura el mercadillo, el primer día es especialmente emotivo.

Quizá este mercadillo navideño de Europa no sea el más espectacular de todos, pero el hecho de ver a Papá Noel llegando con el trineo hace que muchas familias se planteen viajar aquí en estas fechas con los niños.

Praga

Termino este repaso con la capital checa. Con esta ciudad ocurre algo similar a Budapest o Viena, y es que su encanto hace que sea visitable durante todo el año. De hecho, te recomiendo que dediques 3 días a Praga para conocer sus principales sitios turísticos.

Un viaje a Praga en Navidad tiene su encanto. No podrás dejar de admirar su espectacular catedral, el ayuntamiento del siglo XIV y el reloj astronómico o la iglesia de Nuestra Señora de Tyn. En este último escenario podrás disfrutar de uno de los mercadillos más bonitos de toda Europa. Aprovecha para comprar juguetes de madera, marionetas, joyería hecha a mano o artículos de vidrio.

Además, encontrarás en muchos sitios vino caliente con especias y grog.

Puente de Carlos en Praga

Mapa de los mercadillos de Navidad recomendados

Los mejores mercadillos navideños europeos te los dejo marcados en este mapa para que los tengas situados:

Si te gustan los mercadillos navideños de Europa, yo empezaría por estos. No dudes en dejarme un comentario con cualquier duda que te surja o contándome tu experiencia visitando mercadillos de Navidad por Europa. ¡Te leo!

Aitor Andreu
Escrito por Aitor Andreu

Viajero en cuerpo y alma desde los 18, padre y cuidador de Cómete el Mundo. En él te traigo mi experiencia viajera y consejos para que tú también puedas disfrutar de los viajes.

0
Comentarios

Déjanos tu comentario

Tu correo se utiliza sólo para prevenir comentarios SPAM, no se utilizará para nada más.