Viajar a Nueva York en Primavera Guia Completa

Viajar a Nueva York en Primavera: Guía Completa

¿Cómo es Nueva York en primavera? Te confesaré que, aunque viajar a Nueva York me parece una idea estupenda en cualquier momento del año, es cierto que Nueva York en primavera tiene un encanto especial.

Esta estación encabeza muchas listas de la mejor época para viajar a Nueva York por motivos que te explicaré brevemente en este artículo. Dos de los principales son las temperaturas agradables en esta temporada y que hay menos turistas que en meses como julio o agosto.

Por otra parte, Nueva York en primavera abre la puerta a hacer planes excepcionales como pedalear por Central Park entre cerezos en flor o participar en algún festival gastronómico callejero.

¿Te apetece seguir descubriendo con qué más puede sorprenderte Nueva York en primavera? Vamos allá.

El tiempo en Nueva York en primavera: templado y húmedo

Uno de los motivos más atractivos para viajar a Nueva York en primavera es el tiempo en esta época del año. Tras el invierno (muy frío en Nueva York), las temperaturas invitan de nuevo a los neoyorquinos a salir a la calle. La temperatura media en abril es de aproximadamente 13°; la temperatura media de mayo es de 17°; y la temperatura media de junio es de más o menos 22°.

El único ‘pero’ es que estos meses están entre los más lluviosos del año así que es probable que en tu ruta por Nueva York en 7 días en primavera alternes jornadas de sol con jornadas lluviosas que puedes aprovechar para visitar sus excelentes museos.

Por cierto, viajar a Nueva York en primavera tiene además la ventaja de que los días comienzan a alargarse poco a poco. Tendrás entre 13 y 15 horas de luz diarias para exprimir a tope tu tiempo en esta ciudad.

Planes para Nueva York en primavera, ¡todo lo que te espera!

Como te decía, encontrarás infinidad de planes que hacer en Nueva York en primavera. Y, encima, con mejores temperaturas que si visitases Nueva York en otoño y con menos afluencia turística que si decidieses viajar a Nueva York en verano.

Para hacer el mayor número de planes posibles, te aconsejo sinceramente hacerte con una de las tarjetas turísticas de Nueva York. La más recomendable bajo mi punto de vista es el New York Pass.

El New York Pass es un pase turístico que puedes comprar para tus días de viaje (disponible para 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 o 10 días) y te da acceso a las principales atracciones turísticas de la ciudad (observatorios, museos e incluso actividades al aire libre que hacer en Nueva York en primavera).

Esta tarjeta turística está fenomenal porque pagas menos que comprando cada entrada individualmente y, además, evitas hacer cola en billeteras. Esto lo agradecerás en cualquier momento del año, pero especialmente en temporada media o temporada alta en Nueva York. Vaya, que es un imprescindible si vas a viajar a Nueva York en primavera.

Entre las actividades turísticas que incluye la New York Pass están la visita a museos como el Museo Americano de Historia Natural, la subida a miradores como Top of the Rock o un crucero hasta la Estatua de la Libertad. ¡Todo planazos para unos días de primavera en Nueva York! Nosotros compramos nuestra New York Pass en la web oficial, donde puedes reservar fácilmente la tuya en castellano:

Te recomiendo:

Ahorra con el New York Pass y exprime tu viaje al máximo:

  • ¡Evita las colas!
  • Pase de 1, 2, 3, 4, 5 6, 7 o 10 días.
  • Despreocúpate por lo que gastarás en Nueva York
  • Reembolso al 100% si no llegas a activar el pase

Miradores, parques, rutas en bici, museos, mercadillos callejeros y más

Ya te dije antes que, en mi opinión, una de las mejores cosas de viajar a Nueva York en primavera es que se presta mogollón a combinar planes de interior y de exterior. En la calle se está fenomenal (especialmente entre mayo y junio, con temperaturas máximas de 21° y 26° respectivamente) y, si alguno de tus días de viaje llueve, te aconsejo reservarlos para irte de museos.

Entre los planes al aire libre más aconsejables en Nueva York en primavera está, como no podía ser de otra manera, visitar Central Park. El inmenso parque de Upper Manhattan muestra su mejor cara en esta estación. Los jardines están más bonitos que nunca gracias a las peonías, azaleas, violetas, tulipanes y cerezos en flor, que llenan Central Park de colores y olores. Por todo esto, te propongo hacer uno de los planes que Aitor y yo más disfrutamos en la ciudad, alquilar una bici para explorar Central Park a tu ritmo, acercándote a sus lagos, sus bonitos puentes y al castillo Belvedere. ¡Un lujo! Y que sepas que el alquiler de bicicleta en Central Park está incluido en la New York Pass, aparte de una visita guiada por el lugar.

Nueva York en primavera Central Park

En Nueva York hay más zonas verdes que disfrutar en primavera. Por ejemplo, el High Line, un parque lineal construido sobre una antigua vía de tren, o el Bryant Park, en pleno corazón de Midtown Manhattan (una de las mejores zonas donde dormir en Nueva York).

Otro plan que te aconsejo hacer en Nueva York en primavera es subir a los mejores miradores de la ciudad para ver Manhattan y el río Hudson desde las alturas mientras alucinas con el skyline de Nueva York. Aunque hay muchos y todos tienen su aquel, te digo cuáles son mis dos favoritos. En primer lugar, el observatorio SUMMIT, en el moderno rascacielos One Vanderbilt: en la visita a SUMMIT, a 368 metros de altura, pasearás por unos cubos de cristal en los que te sentirás volando en el cielo de Nueva York. En segundo lugar, te recomiendo comprar tu entrada para el observatorio The Edge, con un diseño vanguardista y una terraza en suspensión (a 345 metros) con vistas privilegiadas al barrio de Hudson Yards, Lower Manhattan, Nueva Jersey y la Estatua de la Libertad. A este último puedes entrar con tu New York Pass.

Visitar Nueva York en primavera

Por cierto, primavera también es uno de los mejores momentos para reservar plaza en este crucero a la Estatua de la Libertad y Ellis Island, una isla muy conocida por su excelente Museo Nacional de la Inmigración (Ellis Island fue puerta de entrada de inmigrantes entre los siglos XIX y XX). Si tienes la New York Pass, tienes este paseo en barco incluido en la tarjeta turística (tendrás que hacer una reserva previa).

Visitar Nueva York en primavera Estatua de la Libertad

Por otro lado, ten presente que, como la gente se echa a la calle en primavera, también es temporada de mercadillos y de gastronomía callejera. A partir de abril y hasta octubre, te sugiero ir a comer un sábado al mercado de Smorgasburg, en Williamsburg (Brooklyn). Aquí podrás comerte unos tacos u otros deliciosos platos internacionales mientras admiras los rascacielos de Manhattan. Una de las recetas más famosas de este mercado es la Ramen Burger, con dos panes hechos a partir de fideos.

Otra actividad en Nueva York en primavera (concretamente, en mayo) para los foodies es el Ninth Avenue International Food Festival, donde algunos de los mejores restaurantes de la ciudad sirven platos en decenas de puestos instalados en la Novena Avenida. Este festival está amenizado con música en directo.

Para los días de lluvia en Nueva York en primavera, hay una lista interminable de museos que puedes visitar. Entre ellos, el Museo Americano de Historia Natural (centrado en los orígenes de la Tierra y la biodiversidad), el 9/11 Memorial & Museum y el MET, en cuyas salas verás muestras de arte de los últimos 5.000 años.

Por qué te recomiendo visitar Nueva York en primavera

En definitiva, sobran motivos para viajar a Nueva York en primavera. Ver los cerezos en flor de Upper West Side o de Central Park; ver las fachadas repletas de flores en barrios como Chelsea o East Village; animarte escuchando a los músicos callejeros de Times Square, Central Park o Washington Square Park… Después del duro invierno, con temperaturas bajo cero en enero y febrero, las calles de Nueva York en primavera son otras.

Además, no olvides que, aunque mayo o junio son meses muy atractivos para los turistas por las temperaturas suaves y porque hay muchas horas de luz, los precios para volar y los precios de alojamientos son más asequibles que durante el verano. Puedes leer nuestro artículo de dónde alojarse en Nueva York para conocer nuestras recomendaciones de hoteles para este viaje que tienes en mente.

Y recuerda comprar tu New York Pass, tarjeta con la que podrás entrar gratis y sin hacer cola en museos muy entretenidos para una jornada primaveral lluviosa como el Museo Americano de Historia Natural, el MoMA (Museum of Modern Art) o el Intrepid Museum.

Ya verás que Nueva York en primavera es puro disfrute y un placer para los cinco sentidos. Quédate por mi blog para seguir leyendo sobre actividades que puedes hacer en Nueva York en primavera. ¡Tengo artículos muy interesantes para ayudarte a organizar tus días en esta ciudad!

Descarga tu guía
Consigue gratis mi guía de Nueva York y prepara tu viaje paso a paso con mi ayuda
Henar Sánchez
Escrito por Henar Sánchez

Viajera, blogger y creadora de contenido. Cómete el Mundo son mis viajes en palabras y fotografías. Dejé mi trabajo de ingeniera de telecomunicaciones para dedicarme de lleno a mi pasión por los viajes y al marketing digital. Aquí te enseño a preparar viajes por libre de forma fácil a través de guías, consejos y anécdotas.

0
Comentarios

Déjanos tu comentario

Tu correo se utiliza sólo para prevenir comentarios SPAM, no se utilizará para nada más.