Azulejos tipicos de Oporto

20 sitios que visitar en Oporto (y sentir su autenticidad)

Oporto es una ciudad que te atrapa desde el primer momento y que, con el paso de los días, te enamora. Así me he sentido yo después de recorrer los sitios que ver en Oporto más auténticos. Y así me gustaría que te sintieses tú. Cuanto te preparas para viajar a Oporto, es normal que busques recomendaciones de quienes conocen la ciudad. El centro histórico de Oporto es pequeño, pero los lugares que visitar en Oporto van más allá de los típicos monumentos. La esencia de Oporto está en sus calles y en sus tabernas.

Por eso, en este artículo quiero compartir contigo las visitas de Oporto imprescindibles para un primer viaje. Estoy segura de que mi experiencia te va a ayudar a preparar tu viaje sin preocupaciones y que, una vez allí, sentirás que has acertado visitando estos sitios.

¿Vemos juntos lo mejor de Oporto?

Que ver en Oporto en un primer viaje

Aunque 20 sitios que visitar en Oporto puedan parecerte muchos, te dará tiempo a verlos tranquilamente si vas a pasar dos o tres días en la ciudad. Es más, para que sepas cómo organizar tus jornadas, te aconsejo leer la ruta de Oporto en dos días o la de Oporto en 3 días que tengo escritas. Y si vas a estar 4 días en Oporto, podrás hacer alguna excursión por sus alrededores.

Antes de empezar con la lista de sitios, déjame que te transmita mi amor por Oporto. ¿Por qué me gusta tanto esta ciudad? Pues porque es una ciudad que se muestra al turista tal cuál es. Sin complejos. Al lado de un lugar turístico que ver en Oporto, puedes encontrarte a señoras paseando en bata y zapatillas de estar por casa. O a una señora cantando fado desde su balcón. O esa taberna abierta hace 70 años que sigue fiel a la gastronomía portuguesa.

Me voy a asegurar de que conozcas los lugares más emblemáticos que visitar en Oporto y que al mismo tiempo sientas esa autenticidad de la que te hablo. Y hablando de sitios que transmiten emociones, este es el apartamento en el que estuvimos alojados que lo lleva una pareja joven de Oporto con un cariño y unas ganas de hablarte de su ciudad que ni te imaginas.

Apartamento Vitoria's Terrace en Oporto

1. El Palacio de la Bolsa, el edificio con más historia que ver en Oporto

El Palacio de la Bolsa se construyó entre los años 1842 y el 1910. Este imponente palacio es uno de los sitios que visitar en Oporto por dentro. ¡No te dejará indiferente! La única forma de visitarlo es reservando una visita guiada ya que no se puede visitar por libre. Te has de pasar presencialmente por el Palacio de la Bolsa para ver en las pantallas de la entrada a qué hora harán las visitas en español y decir que te quieres unir. El funcionamiento es arcaico ya que la primera persona que llega decide el idioma de la visita guiada. No te agobies con esto porque los españoles visitamos mucho Oporto y hay varios grupos al día en este idioma.

Por dentro, el Palacio de la Bolsa nos pareció digno merecedor de la fama que tiene. El guía nos explicó muy bien cada una de las salas. Personalmente, las que más nos gustaron fueron el Salón Árabe y el Patio de las Naciones.

Salon Arabe de la Bolsa de Oporto

2. La librería Lello, una de las visitas de Oporto imprescindibles

La librería Lello es una librería histórica de Oporto que se hizo famosa tras la saga de Harry Potter. Durante muchos años, se ha dicho que la escritora J.K Rowling se inspiró en esta librería para sus libros. De hecho, la escalera de madera de la librería Lello es muy parecida a la que aparece en las películas de Harry Potter. La escritora estuvo viviendo dos años en Oporto y se casó con un portugués, pero ha negado cualquier relación de la saga con la librería.

Has de saber que desde el 2005 se cobra una entrada de 5 € para entrar a la librería ya que los dueños recibían a muchos turistas que solo estaban interesados en hacer fotos. Lo bueno es que, si compras algún libro, se te descuenta el precio de la entrada.

¿Vale la pena este lugar que ver en Oporto? Totalmente. A nosotros nos encantó cada rincón de la librería. La escalera central es mágica y la vidriera del techo es una maravilla. Además, nos asesoraron en libros con una amabilidad difícil de encontrar. Tienen libros en español y nosotros compramos un par de cuentos para nuestra hija.

La entrada se compra online en la web de la librería o presencialmente en una taquilla que hay en la misma calle. Comprar la entrada con antelación no te exime de hacer cola. La cola es enorme a cualquier hora del día, incluso a primera hora. ¿Pero sabías que hay una cola con prioridad? Es para familias con niños pequeños, personas mayores o mujeres embarazadas. Nosotros pudimos entrar los primeros por ir con nuestra hija de 2 años.

Escalera de la libreria Lello en Oporto

3. La iglesia de San Ildefonso

La iglesia de San Ildefonso es uno de los edificios más bonitos que ver en Oporto, concretamente en el barrio de Bolhao. Es un templo barroco con dos campanarios gemelos. Su fachada es muy fotogénica por los 11.000 azulejos que representan la vida de San Ildefonso. Sin embargo, por dentro nos dejó bastante fríos así que mejor resérvate para visitar el interior de otras iglesias de la ciudad.

4. La Ribeira, la zona con más encanto que visitar en Oporto

Si por algo es conocida Oporto es por su tradición de pescadores. El barrio de la Ribeira está tocando la orilla del río Duero y es la zona más animada de la ciudad. De la Ribeira nos conquistaron las casitas de colores, las callejuelas estrechas, los pórticos y las pequeñas tabernas. Aunque ya te adelanto que, si decides comer por esta zona, leas primero nuestro artículo de dónde comer en Oporto porque no me gustaría que acabaras en un sitio turístico con platos mediocres.

Pasea sin rumbo por la Ribeira, disfrutando de la tranquilidad del río Duero y no te olvides de su centro neurálgico: la Plaza de la Ribeira. Aunque incluso los turistas que pasan un día en Oporto visitan la Ribeira, mantiene su carácter de antaño y no ha perdido su esencia.

Paseo de la Ribeira en Oporto

5. Los 6 puentes a bordo de un barco, para ver Oporto desde otra perspectiva

¿Te apetece un rato de tranquilidad mientras disfrutas de Oporto desde otro punto de vista? En este viaje te toca patear cada rincón del centro histórico, pero hay vida más allá del centro y una forma de saber cómo son los alrededores es con un paseo en barco. Además, te lleva hasta la desembocadura del Duero.

Cuando pases por la Cais da Ribeira (lo que viene siendo el paseo que hay a orillas del Duero), verás varias compañías de barcos para hacer un crucero por el río. Nosotros hicimos este paseo en barco que cruza los seis puentes de Oporto y por megafonía te van dando explicaciones en español. A la hora de hacer la reserva, seleccionas el día, pero puedes hacer la actividad a la hora que quieras. Salen barcos cada 30 minutos y el paseo dura 50 minutos.

Tenemos un artículo explicando nuestra experiencia del paseo en barco por Oporto. Por aquí te adelanto que nos parece el complemento perfecto para descansar un rato de los lugares que ver en Oporto y seguir empapándote de la magia de la ciudad.

Paseo en barco de los seis puentes en Oporto

6. La zona de Vilanova de Gaia

La orilla del río Duero que queda en frente de la Ribeira es Vilanova de Gaia, una ciudad diferente de Oporto. A Vilanova de Gaia se llega andando cruzando el puente de Don Luis I en unos 10 minutos. Esta zona es conocida por su tradición de bodegas y hay varias que puedes visitar como las bodegas Calem, la Graham's o la Burmester. Las visitas guiadas son económicas y acabas con una cata de vino de Oporto. De las 48 bodegas que hay, las más interesantes por las explicaciones de la elaboración del vino son la visita a la bodega Calem y la visita a la bodega Graham's.

Si el vino no es lo tuyo, te aconsejo de todas formas venir hasta Gaia porque las vistas hacia la Ribeira son preciosas y el paseo que hay junto al río es muy tranquilo. Por cierto, ¿quieres probar la mejor bolinha de bacalao del viaje? Entonces entra a la Casa Portuguesa do Pastel de Bacalau. ¡Damos fe de que el croquetón de bacalao con queso es manjar de los dioses!

7. El puente de Luis I

El Puente de Don Luis I es el puente más conocido que ver en Oporto. Une la ciudad de Oporto con la de Vila Nova de Gaia. El puente tiene dos niveles y puedes cruzar andando tanto por arriba como por abajo. Ten en cuenta que el acceso al nivel inferior del puente está en la Ribeira y el acceso superior está cerca de la Catedral. La primera vez te aconsejo cruzarlo por arriba ya que las vistas son mejores.

El puente se construyó en 1886 por un discípulo de Gustavo Eiffel. Aunque popularmente hay quien lo conoce como el “puente de Eiffel”, no fue Eiffel quien lo construyó.

Visitar el Puente de Luis I en Oporto

8. Los jardines del Palacio de Cristal

A unos 15 minutos andando del centro, encontrarás los jardines del Palacio de Cristal que es uno de los parques que ver en Oporto con más encanto. Se trata de un jardín botánico con fuentes, esculturas y zonas verdes para descansar. Los locales vienen a ver la puesta de Sol en los miradores habilitados para ello. El atardecer aquí es muy bonito con la zona de Gaia iluminada.

Siento decirte que, aunque se llamen jardines del Palacio de Cristal, no existe tal palacio. En el pasado sí que hubo uno, pero ahora en su lugar han construido una especie de ovni donde se hacen conferencias y conciertos.

Nuestra hija se lo pasó en grande en estos jardines ya que hay pavos reales, gallinas y gallos campando a sus anchas por el parque. Es una de los sitios que ver en Oporto con niños y acertar seguro.

9. World of Discoveries, el museo que visitar en Oporto si vas con niños

Seamos sinceros: Oporto no es una ciudad que destaque por sus museos. La esencia de Oporto está en sus calles, en sus azulejos, en sus casas decadentes y en la sencillez de sus habitantes. No obstante, queríamos darle el protagonismo por un rato a nuestra hija y dejar las calles empinadas de la ciudad por un espacio más lúdico.

El museo de World of Discoveries explica de una forma lúdica las diferentes regiones de los descubrimientos de Portugal. Te subes en una barquita estilo atracción y durante unos 20 minutos vas pasando por los diferentes escenarios: China, Japón, África, la selva… Está bien recreado y la barca tiene megafonía en español y te va explicando la historia.

Esta actividad la recomiendo para niños mayores de 4 años ya que hay algunas zonas oscuras del recorrido que puede que les den un poco de miedo a los más pequeños. La entrada la puedes comprar aquí.

10. La Sé, la Catedral de Oporto

La Catedral de Oporto es un edificio-fortaleza del siglo XII que se reformó en el siglo XVIII con estilo barroco. Es uno de los templos que visitar en Oporto más importantes. A nosotros nos gustó mucho el claustro de dos niveles con azulejos pintados a mano. La entrada cuesta 3€, pero vale la pena. La entrada te da derecho a subir al campanario y, al atardecer, hay una bonita panorámica al casco antiguo.

Que visitar en Oporto la Sé

11. La Torre de los Clérigos

El mirador más famoso que visitar en Oporto es la Torre de los Clérigos. Tras 225 escalones llegas al mirador 360 grados de la ciudad. La subida es únicamente por escaleras de un solo sentido. A pesar de que puedan parecer muchos escalones, se sube fácil. ¡Come una Francesinha ese día y ya verás cómo tienes energías de sobras! En el campanario hay 49 campanas que forman el carrillón. La entrada a la Torre de los Clérigos la puedes reservar aquí.

Torre de los Clerigos en Oporto

12. La estación de Sao Bento, los azulejos que ver en Oporto que más nos gustaron

La estación de Sao Bento es uno de los sitios a visitar en Oporto que más nos gustaron. No nos esperábamos encontrar murales con más de 20.000 azulejos pintados a mano dentro de una estación de tren. ¿Sabías que se tardaron más de 10 años en crearlos? Los murales narran la historia de Portugal. Por ejemplo, verás algunos de la conquista de Ceuta, otros de la actividad vinícola, otros de batallas...

Para nosotros son los azulejos más genuinos de Oporto y encima son gratis. La estación se inauguró en 1903, pero no fue hasta el 1930 que se decoró con los azulejos.

13. La iglesia de San Francisco

Si solo tuvieras tiempo para visitar una iglesia en Oporto, sin duda te aconsejaría que fuera la iglesia de San Francisco. Aunque por su fachada te pueda parecer una iglesia austera, por dentro no queda un centímetro sin decorar. Se calcula que se usaron unos 100 Kg de pan de oro para recubrir la iglesia. Cuando entres, fíjate en el retablo del Árbol de Jesé que representa el árbol genealógico de Jesucristo.

El ticket de la iglesia te sirve también para visitar el museo y las catacumbas. En las catacumbas están enterrados monjes franciscanos y parte de la nobleza de Oporto. Que la fachada no te haga dudar de pagar los 8 € de entrada porque su interior barroco lo merece.

14. La Capela das Almas

En la calle comercial de Santa Catarina llamará tu atención la Capela das Almas por su fachada totalmente cubierta de azulejos. La iglesia es del siglo XVIII, pero los azulejos no se añaden hasta el 1929.

Se calcula que su fachada tiene unos 16.000 azulejos que fueron pintados por Eduardo do Leite. El pintor plasmó la vida de Santa Catalina y de San Francisco de Asís.

La gente local le tiene mucho cariño a esta iglesia. Por dentro no es gran cosa, pero por fuera te impactará.

Capela das Almas en Oporto

15. El Mirador de la Vitoria, con las mejores vistas que ver en Oporto

En este viaje a Oporto tuvimos la suerte de que nuestro alojamiento estaba justo en frente del Mirador de la Vitoria. Es uno de los miradores gratuitos con mejores panorámicas que ver en Oporto. El mirador es de propiedad privada, pero es gratis. Desde aquí tendrás una vista privilegiada a la Sé, el río Duero y el centro de la ciudad. Tanto de día como de noche el mirador vale mucho la pena.

16. Las rua das Flores y la rua Santa Catarina

Quiero indicarte también las arterias comerciales principales de la ciudad: la rua das Flores y la rua Santa Catarina. En rua das Flores encontrarás tiendas pequeñas para comprar souvenirs, chocolate típico y algunas tiendas “de las de toda la vida” etc. Y rua Santa Catarina está llena de tiendas de grandes marcas, cafés para descansar e incluso un centro comercial.

Personalmente, nos encanta rua das Flores. Por rua Santa Catarina has de pasar sí o sí para ver la Capela das Almas.

17. La iglesia do Carmo y la iglesia de las Carmelitas

La iglesia do Carmo y la iglesia de las Carmelitas están juntas en fachada. Bueno, casi juntas. Una orden papal prohibía que dos iglesias estuvieran contiguas así que el obispo lo solucionó construyendo una casa de 1.5 metros entre ambas iglesias. Estas dos iglesias que visitar en Oporto tienen esta peculiaridad. La entrada a la iglesia de las Carmelitas es gratis, pero hay que pagar para entrar a la iglesia do Carmo. Con el ticket de entrada, podrás visitar la casa del obispo.

Iglesia do Carmo y iglesia de las Carmelitas en Oporto

18. El Ayuntamiento de Oporto

El actual Ayuntamiento de Oporto es en realidad el tercer edificio destinado a ayuntamiento que ha tenido la ciudad a lo largo de su historia. El primer ayuntamiento estuvo en la Catedral y el segundo en medio de la Avenida de los Aliados. En el año 1930 reforman la avenida de los Aliados y deciden mover el ayuntamiento. Inicialmente querían que el ayuntamiento ocupara el terreno de la iglesia de la Trinidade, pero la iglesia no cedió. ¿Qué hicieron entonces en acto de rebeldía? Construir en el Ayuntamiento una torre que tapara la torre de la iglesia de la Trinidade. Así que, si te sorprende que el Ayuntamiento tenga una torre estilo campanario, es justamente por esto.

El Ayuntamiento de Oporto solo se puede visitar un domingo al mes y hay que inscribirse con tiempo.

19. Las pastelerías más auténticas de Oporto

Oporto tiene una gran tradición de dulces, los más conocidos son los Pasteis de Nata. Están tan buenos que, por muchos que te comas, nunca serán suficientes. De los sitios que probamos, te recomendamos La Mantegaira y la Fábrica da Nata. Ambos deliciosos.

Y si quieres probar otros dulces y galletas en una panadería típica, ves a la Padaria Ribeiro. Es barata y las pastas están buenísimas.

Pasteis de Nata en Oporto

20. Las tiendas históricas de la ciudad

¿Te imaginas esas tiendas pequeñas de oficios abiertas hace casi un siglo? En Oporto están por todas partes: mercerías, tapicerías, chocolaterías… Algunas se han adaptado a los nuevos tiempos con diseños sorprendentes. Un ejemplo sería la tienda “O mundo fantástico da sardinha” que venden únicamente latas de pescado.

Dedica tiempo a entrar a estas pequeñas tiendas, charlar con los dueños y hacer algunas compras. ¡Es una buena forma de conocer Oporto y su gente! Puedes llevarte pequeñas joyas como algún libro o una tableta de chocolate que te recuerde la bohemia ciudad.

Mapa de los lugares que visitar en Oporto

Necesitarás un mapa para saber dónde están todos estos sitios que ver en Oporto, ¿verdad? Pues aquí lo tienes:

Espero que mi experiencia te haya ayudado a tener más claro los sitios que hay que ver en Oporto en un primer viaje. El casco histórico es pequeño y ya verás que todos los sitios están cerca unos de otros. Eso sí, prepara las piernas porque te va a tocar subir y bajar cuestas. Como siempre, dejo los comentarios de abajo abiertos para que me puedas preguntar cualquier cosa sobre tu viaje. No te quedes con dudas porque el objetivo de Cómete el Mundo es ayudar a viajeros como tú y contestamos siempre.

Henar Sánchez
Escrito por Henar Sánchez

Viajera, blogger y creadora de contenido. Cómete el Mundo son mis viajes en palabras y fotografías. Dejé mi trabajo de ingeniera de telecomunicaciones para dedicarme de lleno a mi pasión por los viajes y al marketing digital. Aquí te enseño a preparar viajes por libre de forma fácil a través de guías, consejos y anécdotas.

0
Comentarios

Déjanos tu comentario

Tu correo se utiliza sólo para prevenir comentarios SPAM, no se utilizará para nada más.